NEGRAS NUBES EN EL HORIZONTE DE GEORGE BUSH.

enero 3, 2006


El inicio del año dos mil seis se presenta turbulento para el actual inquilino de la Casa Blanca. Envuelta en varios escándalos, la administración de George Bush recibió el nuevo año con otro problema grave y profundo. Cuestionado por su proceder en el espionaje realizado por los órganos de seguridad norteamericanos a sus compatriotas, el presidente Bush podría enfrentar un juicio político. Instrumento legal que acabó con la presidencia de Richard Nixon por su participación el escándalo Watergate, podría ser usado ahora contra Bush tomando como base que usurpo poderes y sobrepaso al legislativo autorizando el espionaje dentro de los Estados Unidos, en detrimento de los derechos civiles bajo el pretexto de luchar contra el terrorismo y en nombre de la seguridad nacional, hoja de parra que lo mantiene desnudo ante la opinión publica.
Atacada por varios flancos, la administración norteamericana enfrenta sus peores días. Con varias voces que se escuchan exigiendo un juicio político para George Bush, la situación para el vicepresidente Dick Cheney tampoco es cómoda, al seguir ligado al caso de la agente de la CIA cuya identidad fue hecha pública. La tormenta política inicio el año con fuerza, cuando la Unión Estadounidense por las Libertades Cívicas, acaba de reclamar el nombramiento de un fiscal especial para determina si Bush violó las leyes sobre interferencia telefónica. Aún cuando el Partido Republicano controla el Senado y la Cámara de Representantes, lo que hace difícil una acción para destituir a Bush y Cheney, muchos opinan que un cambio en esos órganos tras las elecciones del próximo noviembre, podrían poner las plazas de presidente y vicepresidente de Estados Unidos como vacantes. Comentó: Noel Martínez.