ESTADOS UNIDOS PROMOTOR DEL TERRORISMO DE ESTADO.

febrero 16, 2006

Autotitulados líderes en la lucha mundial antiterrorista, los Estados Unidos son el antónimo de lo que proclaman, empleando al terrorismo de Estado como política oficial. Sucesivas administraciones norteamericanas han elevado el terrorismo de Estado a la categoría de política estatal global. Bajo esa estrategia, golpes de Estado contra gobiernos legalmente constituidos, atentados, secuestros y asesinatos de dirigentes políticos, entrenamiento y utilización de bandas de asesinos y mercenarios, sabotajes, secuestros de aviones y guerra bacteriológica se aplican sin el menor tapujo, ocultos bajo el manto de lucha por la democracia y la libertad, estrategia a la cual los Estados Unidos sigue aferrado, cuando la historia con sus verdades saca a la luz las pérfidas intenciones que marcan el terrorismo de Estado que practican.

CUBA; VICTIMA DEL TERRORISMO DE ESTADO YANQUI.

El terrorismo de Estado aplicado por los Estados Unidos contra Cuba tiene larga data. Los capítulos iniciales en esa historia se remontan a los primeros años de la Revolución. Entrenada y financiada por los yanquis, la contrarrevolución desarrollo en Cuba todo tipo de acciones violentas: sabotajes, asesinatos y atentados conforman el expediente terrorista de esos peones del imperio.
Fieles a la mano que los alimenta, los terroristas han encontrado refugio seguro en Estados Unidos, nación donde el presidente de turno asegura que perseguirá a los terroristas “hasta el último rincón de la Tierra”, mientras por las calles de su nación se pavonean los responsables de hechos vandálicos contra Cuba.
Insolente y desvergonzado, el imperio adopta la actitud del avestruz, metiendo la cabeza en la arena para no ver a los terroristas que promueve y ampara. Comentó: Noel Martínez.

Anuncios