OPERACIÓN PLUTO, UN ENGENDRO CONTRARREVOLUCIONARIO.

abril 14, 2006


Estimulada por la ultraderecha norteamericana, la contrarrevolución cubana apostó por la destrucción de la Revolución, ejecutando las más crueles y locas acciones, tal agresiva estrategia tuvo su expresión más profunda en la Operación Pluto. Diseñada por la Agencia Central de Inteligencia CIA y con la aprobación del gobierno de Jhon F. Kennedy, el proyecto contra Cuba aposto por la preparación de un contingente militar integrado por mercenarios de origen cubano.

Financiada y aprobada desde mediados del año mil 960, la Operación Pluto perfilaba su esencia en una invasión con el propósito de ocupar una franja del territorio cubano, establecer un gobierno provisional y solicitar la intervención directa de las fuerzas armadas de los Estados Unidos, en una nueva versión del Gran Garrote.

GIRON: LA AVENTURA IMPERIALISTA.

La invasión mercenaria por Playa Girón es la operación más grande encargada a la Agencia Central de Inteligencia para derrotar a la Revolución Cubana. Reunidos bajo la idea de reimponer el pasado en Cuba, lumpens, asesinos, burgueses y aventureros, engrosaron la nomina de la Brigada de Asalto veinticinco cero seis.

Bases de Estados Unidos y campos militares de la CIA en Guatemala y Nicaragua, fueron el escenario de la preparación de aquella fuerza, la que aupada por los yanquis viajó hacia la Isla con la innoble misión de traicionar a la Patria.

El sitio escogido por los estrategas de la CIA para la agresión fue la Bahía de Cochinos, donde en la madrugada del diecisiete de abril desembarcaron sus tropas, en una aventura que en sesenta y seis horas se convirtió en la primera derrota militar de los yanquis en Latinoamérica.

LA HUELLA HISTORICA DE PLAYA GIRÓN.

Desmantelada en sesenta y seis horas, el fracaso de la aventura imperialista en Playa Girón dejó en los pueblos del mundo la confianza de la victoria. La emancipación de los pueblos de África del coloniaje, la derrota yanqui en Viet Nam, el triunfo sandinista en Nicaragua, la eliminación del régimen del aparthei en Sudáfrica y la eliminación de las dictaduras fascistas en América Latina se lograron bajo el sello histórico de la victoria cubana en Playa Girón.

Cuarenta y cinco años después de aquellos trascendentales hechos, la historia continental se engrandece como lo confirman los procesos políticos de Venezuela, Brasil, Argentina y Bolivia donde la dignidad continental gana espacio confirmando la aseveración de Fidel de que después de Girón los pueblos fueron un poco más libres. Redactó: Noel Martínez.

Anuncios

TERRORISMO CONTRA CUBA; UNA HISTORIA ANTIGUA.

abril 14, 2006

Tipificados por su crueldad y alevosía, los actos terroristas promovidos por Estados Unidos contra el pueblo de Cuba tienen su origen desde el mismo inicio de la Revolución.

Desde antes de la invasión a Playa Girón, ya se cometían actos terroristas contra la mayor Isla del Caribe. En esta guerra “sucia” de la Agencia Central de Inteligencia participaron miembros de la mafia, prófugos de la justicia revolucionaria y cuanto delincuente aparecía con deseos de hacer dinero a costa del dolor de los cubanos.

Catalogado bajo la categoría de “secreto”, el operativo tuvo la colaboración directa del entonces vicepresidente Richard Nixon, quien promovió la infiltración de comandos armados para cometer asesinatos y sabotajes, con un desprecio total por la vida de los cubanos enrolados en el proceso revolucionario.

Diseñada por la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos en su guerra contra Cuba, la llamada Operación Cuarenta se caracterizo por su esencia terrorista y criminal. Entre las filas del grupo de agentes de ese operativo estaban Luís Posada Carriles, Rafael Quintero, Félix Rodríguez y el norteamericano Howard Hunt, todos con el de cursar de los años vinculados a las historias más sucias de la CIA.

Creada en mil 960, la Operación Cuarenta tenía como principal objetivo asesinar a Fidel y otros dirigentes de la Revolución, ampliando sus objetivos criminales cuando sus miembros fueron alistados para la invasión por Playa Girón con el propósito manifiesto de “limpiar de comunistas a Cuba”. Desmantelada la invasión mercenaria, los hombres de la Operación Cuarenta siguieron su labor terrorista, la que llega hasta nuestros días. Comentó: Noel Martínez.


EL TRÁFICO DE PERSONAS: LA CLAVE ESTA EN MIAMI.

abril 14, 2006

Encaprichada en promover un conflicto bélico entre Cuba y los Estados Unidos, la mafia cubano-americana radicada en la Florida promueve, organiza y ejecuta una red de tráfico de personas desde la Isla. Amparados por la “asesina” ley de Ajuste Cubano, ese tinglado de mercado humano se ha convertido en un prospero negocio con base operativa desde el estado mexicano de Quintana Roo. Una denuncia realizada en mayo del pasado año por el periódico digital Rebelión, precisa que “existe una célula criminal en la que participan gente de la Fundación Nacional Cubano-Americana que se ha asentando en México con claros fines de tratar de desestabilizar al gobierno cubano y hacerse millonarios con el tráfico de humanos y con la introducción de la droga en Estados Unidos”. Respaldado por datos y evidencias el periódico digital de las claves de la raíz del negocio.
Defensora de las causas más sórdidas y sucias contra Cuba, la Fundación Cubano América es la principal protagonista en el tráfico de personas desde la Isla. Informaciones publicas con acceso en Internet, indican que la Fundación mueve a decenas de ilegales de manera clandestina con precios por pasaje superior a cinco mil dólares por persona, mientras quienes no pueden pagar esa suma son utilizados como ”mulas” o “correos” para introducir drogas en los Estados Unidos. Denuncias publicadas el pasado año por la prensa mexicana precisan que la Fundación opera en el balneario de Cancún bajo la fachada de restaurantes, bares y tiendas, las que de manera periódica renuevan para impedir a las autoridades seguir la huella del dinero sucio procedente del narcotráfico y el traslado ilegal de emigrantes.
Contraria a la posición que dice asumir frente al terrorismo y la emigración ilegal, la administración norteamericana adopta una postura de “ojos ciegos y oídos sordos” ante las operaciones de tráfico de personas de la mafia cubano-americana radicada en la Florida. Urgida de fondos para sus acciones contra Cuba, la Fundación Cubano Americana mantiene una red de traficantes con base en la Florida y Cancún, punto ese convertido en trampolín para la entrada clandestina al territorio norteamericano de emigrantes cubanos ilegales y drogas, acciones esas que ponen en peligro la seguridad de las fronteras del país del Norte. Desde hace años Cuba viene denunciando esas prácticas, las que han dejado un rastro de muerte en más de una familia, confundida por los cantos de sirena. Poner fin a esa inmoral práctica es responsabilidad del gobierno de Estados Unidos. Comentó: Noel Martínez.