EL FENÓMENO MIGRATORIO EN EL CONFLICTO CUBA – ESTADOS UNIDOS

junio 29, 2006


Casi inexistente antes de mil 959, la emigración ha sido utilizada por los Estados Unidos como elemento agresivo contra la Revolución Cubana. Pocas horas después de la huida de Batista ante el empuje del Ejército Rebelde, se inició la historia contemporánea de la emigración cubana hacia los Estados Unidos. Tildados de “refugiados” aquella primera oleada estaba integrada por funcionarios, asesinos y testaferros de la derrotada dictadura, los cuales cargaron con dinero y recursos robados al pueblo cubano. Recibidos en la nación del Norte, aquellos emigrados no tardaron en afiliarse en las organizaciones contrarrevolucionarias fomentadas por la Agencia Central de Inteligencia, integrando muchos la brigada mercenaria que invadió el país por Playa Girón y que derrotados se convirtió en el ejército de la historia del mundo con mayor número de cocineros y capellanes en sus filas.

OPERACIÓN PETERPAN, UNA SORDIDA PÁGINA EN LA EMIGRACIÓN.

Convencidos que el tema migratorio podían utilizarlo contra la Revolución Cubana, los Estados Unidos a través de la Agencia Central de Inteligencia y la contrarrevolución interna desarrollaron en los primeros años de la década del sesenta la Operación Peterpan. Fundamentada en la mentira y el engaño de la perdida de la Patria potestad, la CIA promovió la salida de Cuba de unos catorce mil niños, quienes desarraigados de su tierra se convirtieron en victimas de aquella emigración. Tristes y desagarradoras son las historias de aquellos que llegaron solos a Estados Unidos. Paralelo con aquella siniestra operación de la CIA, la emigración de cubanos hacia Estados Unidos estuvo protagonizada en esos años por quienes se sentían afectados por las leyes revolucionarias, muchos de los cuales abandonaron la Isla por el puente marítimo de Camarioca.

EMIGRACION ECONOMICA DISFRAZADA CON ROPAJE POLITICO.

El año mil 980 marcó el inicio de una nueva etapa en la emigración cubana hacia Estados Unidos. Utilizando a delincuentes y desajustados sociales y promovidos desde el exterior, en abril de ese año se produjeron los sucesos de la Embajada del Perú en La Habana, acción que condujo a la salida de personas interesadas en emigrar a Estados Unidos. El puerto del Mariel fue en esa ocasión el punto de embarque de aquellos que movidos por aspiraciones económicos y bajo los cantos de sirena del Norte salieron en búsqueda del “sueño americano”. Manipulados por la prensa reaccionaria como “emigrados políticos”, aquel contingente escondió bajo el ropaje político el verdadero carácter económico de su salida. Mezclados en un amplio conglomerado, identificado por el pueblo cubano como “la escoria”, aquella emigración protagonizó en Estados Unidos más de un conflicto social bajo la denominación de “marielitos”.

EMIGRACIÓN ILEGAL; UNA DAGA CONTRA LA REVOLUCIÓN.

Las duras condiciones impuestas por el bloqueo económico yanqui y el periodo especial, condujeron en la década del noventa del pasado siglo a nuevos episodios migratorios. Estimulados por la mafia cubano-americana de la Florida, en mil 994 muchas personas con aspiraciones económicas emigraron de manera ilegal después que delincuentes secuestraran varias embarcaciones. Convencida que podía dar el golpe de gracia a la Revolución, la mafia de Miami estimuló por todos los medios aquellos sucesos. En una actitud sensata los gobiernos de Cuba y Estados Unidos establecieron los Acuerdos Migratorios, los cuales de manera sistemática son violados por los norteamericanos. Utilizado como una daga contra Cuba, la emigración ilegal sigue siendo promovida por quienes sueñan en destruir a la Revolución. Comentó: Noel Martínez.


EMIGRACION UN FENOMENO DE LA GLOBALIZACION.

junio 29, 2006

A diferencia de etapas precedentes, en la actualidad el fenómeno migratorio está presente en todos los continentes. Datos de la Organización Internacional del Trabajo precisan que la cifra de emigrantes en el planeta se acerca a los doscientos millones de personas, en un flujo mayoritario del empobrecido Sur al Norte desarrollado. Según criterios de esa entidad internacional el número de emigrantes que cruzan las fronteras en busca de empleo y seguridad humana aumentará rápidamente en las próximas décadas, debido a que la globalización no ha generado puestos de trabajo y oportunidades económicas en sus países de origen. América Latina, el Caribe y África encabezan la lista de regiones emisoras de emigrantes, a las cuales se sumaron los países del Este de Europa tras la desaparición del campo socialista.

EMIGRANTES: DESPRECIADOS, PERO NECESARIOS.

Estigmatizados por muchos políticos de los países desarrollados, los emigrantes son vistos con malos ojos bajo el falso criterio que desplazan en el empleo a los nacionales de los países receptores, pero la realidad de las estadísticas hablan lo contrario. Datos de la Organización Internacional del Trabajo indican que los efectos económicos de la inmigración en países receptores son beneficiosos, ya que los recién llegados contribuyen al rejuvenecimiento de la población y a estimular el crecimiento económico sin inflación, ocupando aquellos puestos que los nacionales no quieren aceptar, ya sea por su rudeza o por mal pagados. Las estadísticas señalan que en Europa y Estados Unidos, los emigrantes son la principal fuerza en la agricultura, las construcciones y los servicios, puestos que estarían vacantes de no existir los trabajadores llegados del Sur.

LA EMIGRACIÓN CON PERFUME DE MUJER.

Horcón principal de la estructura familiar y apegadas por tradición al hogar y los hijos, las mujeres se han convertido en un importante segmento de la emigración a nivel global. Datos sobre el movimiento migratorio indican que las féminas hoy representan el cuarenta y nueve por ciento de los desplazados fuera de sus fronteras de origen. Aunque el fenómeno se presenta en todo el planeta, África y Asia son las regiones de donde más viajan mujeres en búsqueda de nuevos horizontes, dado que en muchas naciones de esos continentes son las madres el principal sostén familiar. Empleadas domesticas, niñeras, trabajadoras de servicios y en menor medida ocupaciones profesionales, son los empleos que desempeñan las féminas emigrantes, mientras un creciente número es victima de las redes de prostitución y pornografía, a donde llegan engañadas o bajo la presión de la pobreza. Comentó: Noel Martínez.


LA ANEXIÓN DE CUBA: UN VIEJO SUEÑO NORTEAMERICANO.

junio 13, 2006


La intención norteamericana de apoderarse de Cuba tiene larga data. El primero en señalar esa posibilidad fue Benjamín Franklin, quien propuso colonizar el valle del Mississippi para usarlo como plataforma en la anexión de Cuba.
Esa ideología de rapiña encontró otros promotores, como lo demuestra la carta enviada a Livingston por John Adams, quien decía sin tapujos “Las islas del Caribe, apéndices naturales del continente americano, son casi imposible de resistir a la convicción de que la anexión de Cuba a una República Federal será indispensable para la continuación de la Unión”.
El colmo de la obstinación se reflejó en mil 812, cuando en un mapa de los Estados Unidos, se incluyó a Cuba como parte de su territorio, hecho que cerca de doscientos años después sigue en la cabeza de la ultraderecha que hoy mal gobierna en ese país.

DE LA FRUTA MADURA AL GRAN GARRROTE.

Empeñados en sumar a Cuba a la bandera de las barras y las estrellas, los norteamericanos han implementado múltiples estrategias. En mil 823 John Quincy Adams, elaboró la política de la Fruta Madura, donde establecía un paralelo entre la ley de gravitación y el futuro de Cuba como colonia, afirmando que por esa ley física, Cuba debía caer en sus manos cuando las condiciones fueran creadas.
Cansados de esperar por la añorada maduración, aquella maniobra fue suplida por la Doctrina Monroe, famosa por su plataforma ideológica de “América para los americanos” y que ponía sus ojos en Cuba.
De una en otra las políticas norteamericanas hacia la Isla han avanzado en el tiempo, incluida la del Gran Garrote, basada en la fuerza militar y que trajo en épocas pasadas en dos ocasiones la bota invasora yanqui sobre el suelo cubano.

DEL SUEÑO A LA REALIDAD.

Acariciado por años por los gobernantes norteamericanos, el sueño de apoderarse de Cuba se torno en quimera en mil 959 con el triunfo de la Revolución, hecho que provocó un giro en la historia de la Isla. Incapacitados de entender lo sucedido a solo noventa millas de sus costas, las diferentes administraciones yanquis han promocionado estrategias y acciones de todo tipo para reconquistar a Cuba.
De Girón acá son varios los planes aupados en la nación del norte para destruir a la Revolución. La ley Torricelli, la Helms-Burton y el Plan Bush son los últimos sainetes en la historia anexionista de los Estados Unidos hacia Cuba, los cuales como sus antecesores están condenados al fracaso ante la dignidad y el espíritu de combate de los cubanos, reflejada en aquella histórica expresión escuchada en Alegría de Pío: Aquí no se rinde nadie. Comentó: Noel Martínez.