DANNY GLOVER CONFIRMA PARTICIPACIÓN EN CONCIERTO POR LOS CINCO

agosto 29, 2008

Actor Danny Glover

Actor Danny Glover

Un grupo de reconocidos artistas internacionales actuarán juntos en el primer concierto público en EE. UU. de apoyo a la causa de Los Cinco, al cumplirse el 12 de septiembre 10 años de que fueran arbitrariamente encarcelados en prisiones norteamericanas. Cinco Estrellas y un Canto es el título de ese concierto, fijado para el sábado 13 de septiembre próximo, y contará con la actuación de reconocidos músicos e intérpretes como Danny Rivera (Puerto Rico), Víctor Víctor (República Dominicana), y Todas las Estrellas Doradas del Jazz, de Puerto Rico (Estados Unidos). Además contará con la particpación especial del actor Danny Glover.
En declaraciones desde California, Alicia Jrapko, integrante del Comité Internacional por la Libertad de los Cinco -promotor de la iniciativa- expresó el agradecimiento a todos los artistas que están prestando su colaboración y la extraordinaria disposición del Colegio Comunitario Hostos, cuyo auditorio tiene capacidad para unas mil personas.
Antonio Guerrero, Fernando González, Ramón Labañino, René González y Gerardo Hernández, conocidos como Los Cinco por la campaña internacional para su excarcelación, cumplen severas e injustas condenas por monitorear a grupos terroristas anticubanos asentados en Miami.
El injusto encarcelamiento de Los Cinco, el posterior proceso judicial caracterizado por arbitrariedades más que evidentes, los castigos a que han sido sometidos y las dificultades y negativas para que sus familiares puedan visitarlos, han desarrollado un movimiento solidario internacional para su excarcelación.
Tomado de Cubadebate


CUBA DENUNCIA TRÁFICO ILEGAL DE PERSONAS.

agosto 23, 2008

. La Fundación (FNCA) y el tráfico de indocumentados

El millonario negocio del tráfico de cubanos hacia México y la Florida se ha convertido en una operación superpeligrosa que desde hace varios años controlan las bandas mafiosas cubanoamericanas asentadas en territorios estadounidenses y mexicanos.

Amparados en la Ley de Ajuste Cubano, los que lleguen a Estados Unidos por cualquier vía tienen derecho a su legalización en ese territorio, mientras simultáneamente ese país incumple con el otorgamiento de las 20 000 visas acordadas con la nación caribeña.

Ningún otro ciudadano del mundo es aceptado de esa forma en el gigante del Norte, que cuenta con millones de inmigrantes ilegales, los cuales son muchas veces cazados como animales, enviados a las cárceles o expulsados hacia sus países de origen.

Aquellas personas que se obsesionan con los cantos de sirena del capitalismo, se exponen a numerosos peligros que en muchas ocasiones han concluido con la muerte de uno o varios de los que se lanzan a la aventura sin pensar en las consecuencias.

Las mafias cubanoamericanas de contrabandistas están programadas para cometer cualquier acto de salvajismo y de menosprecio a las vidas ajenas con tal de cobrar las sumas pactadas (entre 10 000 y 15 000 dólares por persona) o de impedir ser apresadas en las furtivas acciones.

Varios hechos recientes atestiguan esa agresividad. El pasado lunes 16 de junio, los tripulantes de una embarcación pirata, descubiertos por tropas guardafronteras cubanas, embistieron a un pequeño bote con 20 personas a bordo, las cuales trataban de alcanzar la lancha de traficantes para salir clandestinamente del país.

Con el mayor desprecio por la vida humana, los traficantes arremetieron contra la embarcación y la hundieron para obligar a los miembros de la lancha guardafronteras a acudir al salvamento de los náufragos. El resultado fue un menor de 11 años y una joven de 20 fallecidos. Los demás resultaron rescatados. Según declaraciones de los involucrados en el hecho, sus familiares en Miami debían pagar 10 000 dólares por cada uno por ser trasladados a México y de ahí llevarlos a la frontera con Estados Unidos donde pedirían “asilo político”.

Uno de ellos, Ramón Díaz Granado que salvó la vida milagrosamente, informó que varias veces había visitado la oficina de Intereses en La Habana (SINA) para solicitar visa con el objetivo de ver a sus tres hijos, quienes radican en Estados Unidos, y se la negaron. En su desespero aceptó la propuesta de viajar ilegalmente.

Días antes de este suceso, el 12 de junio, 33 cubanos y 4 centroamericanos indocumentados que estaban detenidos por autoridades mexicanas y que eran trasladados de Chiapas a Quintana Roo, en un autobús custodiado por el Instituto Nacional de Migración (INM) fueron interceptados en el camino por varias camionetas con hombres armados, que los secuestraron.

El diario mexicano Por Esto denunció que en el rapto estaban involucrados “integrantes del cartel de Miami que opera en los Estados mexicanos de Yucatán, Quintana Roo y Tabasco” y que los “33 cubanos representaban 330 000 dólares que ya habían sido cobrados desde antes de su arribo a costas mexicanas”.

El periódico colombiano El Tiempo divulgó el 3 de julio una extensa información donde explicaba que mafias organizadas llevan a los cubanos en lanchas desde la Isla a México y luego los introducen en Estados Unidos por las mismas rutas del narcotráfico.

CRECIENTE NEGOCIO

De esa forma, las playas de los estados mexicanos de Quintana Roo y Yucatán son el punto de partida del millonario y creciente negocio que deja ganancias de por lo menos 80 millones de dólares anuales.

En al menos cinco ciudades de la frontera sur de México, afirma El Tiempo, existen organizaciones dedicadas al tráfico de indocumentados que comercian cada semana con personas nacidas en la Isla que quieren llegar a Estados Unidos. Los inmigrantes ilegales llegan por tres vías, afirma la publicación. Unos son recogidos directamente en Cuba con lanchas rápidas que los transportan hasta las costas mexicanas; otros llegan por tierra desde Belice y Guatemala, y un tercer grupo lo hace por avión.

Por su parte, el diario mexicano El Universal asegura que cerca de 100 cubanos arriban cada mes al Distrito Federal por vía aérea procedentes de países del centro y sur de América Latina, y se sabe que con la ayuda de algunos miembros de la seguridad del aeropuerto capitalino pasan sin problemas de la zona de vuelos internacionales a la de nacionales, donde no hay controles.

Pero el acaudalado negocio provocó la guerra entre las mafias para apoderarse de ese control y comenzaron los asesinatos y venganzas entre ellos. Desde marzo del 2006 hasta junio del 2007, más de siete cabecillas cubanoamericanos vinculados a la FNCA fueron asesinados en México por los propios miembros de la Fundación o por narcotraficantes mexicanos que disputan el negocio de los indocumentados.

Varios periódicos han denunciado que en este peligroso tráfico humano participan la FNCA y bandas mexicanas, como El Cartel del Golfo y su brazo operativo Los Zetas; Los Amigos de Patricio, y La Comitiva, integrada por cinco grupos entre los que se cuenta el de Sinaloa, uno de las más peligrosos.

Una de las primeras venganzas fue la del cubanoamericano Alfredo Barceló Escalona, registrada en octubre del 2006 en la cantina El Ciclón, ubicada en el centro de la ciudad. Después en septiembre del 2007 le siguió la de Maximiliano Reyna Molas, alias Richard Agüero, acribillado en el estacionamiento del mercado de artesanías Coral Negro en la zona hotelera de Cancún; tres meses después, su hermano, Juan Carlos, fue emboscado por un comando armado y también murió.

En el 2008 han sido ametrallados en plena vía pública, entre otros miembros y jefes mafiosos, los cubanoamericanos Luis Lázaro Lara Morejón, Manuel Duarte Díaz (a) “El Many”, y Humberto Febles Santana, conocido por Hube o Humbertico.

Este último era reconocido como el líder de la mafia cubanoamericana en el sureste de México. Entre sus fechorías se cuenta la de secuestrar a empresarios y cubanos llegados de la Isla o radicados en Yucatán y Quintana Roo. Bajo la modalidad del “secuestro Express”, el mafioso gestó un clima de miedo entre los familiares que sacan a los ilegales desde Cuba con la promesa de darles el llamado “sueño americano”.

De esa forma retenía a algunos antillanos cuyos familiares contaban con respaldo económico en Miami o en puntos de México como Cancún, Mérida y el Distrito Federal. Febles y su grupo secuestraban a estas personas y hacían llegar el mensaje con solicitudes de hasta un millón de dólares a cambio de la vida de sus víctimas.

De acuerdo con datos extraoficiales, en los últimos tres meses en Cancún y Mérida, se documentaron 17 personas secuestradas por las que los integrantes de la mafia cubanoamericana han cobrado millonarias sumas que les permiten abrir diferentes negocios en diversas ciudades de la península. Otros que no tienen dinero para pagar el cómputo del viaje, los ponen a repartir drogas al menudeo y a las mujeres a ejercer la prostitución hasta que logren sufragar el gasto.

Por Esto señaló en una de sus numerosas investigaciones que Humberto había ordenado una limpia de cubanos en Yucatán y Quintana Roo, que cobró la vida de varios miembros pertenecientes también a la FNCA con sede en Miami.

VÍNCULOS ENTRE MAFIAS

Más tarde, el diario La Jornada reafirmó esa relación al puntualizar que fuentes cercanas a una indagación federal comunicaron que los fiscales mexicanos tenían información que vincula a la FNCA con el Cartel del Golfo, uno de los más poderosos en México, así como una red de asesinos a sueldo conocida como los Zetas.

El diario, en su edición del 24 de junio indicó que sus fuentes aseguraban que dos hombres detenidos en México —Nairobi Claro y Noriel Veloz— dijeron a los investigadores que pertenecían a la FNCA. Los informantes también indicaron que el dinero que Claro y Veloz recibían de los inmigrantes cubanos se usaba, entre otros fines, para sobornar a las autoridades mexicanas, comprar documentos falsos de inmigración, pagar a los Zetas del Cartel del Golfo y garantizar así la protección de los inmigrantes mientras cruzan la frontera con Estados Unidos.

Para tratar de amainar las abundantes acusaciones contra la Fundación, el presidente de la FNCA Francisco “Pepe” Hernández negó las denuncias de los periódicos mexicanos y colombianos que relacionan a esa organización con carteles de tráfico de drogas y contrabando de inmigrantes.

Pero a este Pepe nadie le cree, pues está cansado de mentir para encubrir sus innumerables acciones terroristas contra Cuba; entre ellas, la de tratar de asesinar al líder cubano Fidel Castro como se apreció, por ejemplo, en la Cumbre Iberoamericana efectuada en Isla Margarita mediante la utilización de un grupo armado a quien este sujeto entregó un potente fusil con mira telescópica.

Según las pesquisas de la Procuraduría General de la República (PGR), cerca de tres decenas de cubanoamericanos con residencia en la Florida forman parte del grupo dedicado desde hace cuatro años a este contrabando. El Gremio Empresarial de México (Copamex) señaló que en el negocio también intervienen redes dedicadas al tráfico de drogas, trata de blancas, lavado de dinero y contrabando de mercancías.

Para redondear las relaciones de la FNCA con los carteles mexicanos y el tráfico de cubanos, recientemente fue detenido en Isla Mujeres, Handy Cardentey Lemus, sindicado por las autoridades federales como el enlace y pieza clave de la mafia cubanoamericana entre Miami y la Península de Yucatán. Sus arribos a Progreso e Islas Mujeres, en una embarcación de lujo, se hicieron frecuentes a partir de las pugnas entre los grupos dirigidos por Manuel Duarte Díaz y Humberto Febles Santana.

En conclusión, las causas fundamentales de este peligroso negocio a través de las aguas del Golfo donde algunos “pasajeros inoportunos” han sido lanzados y abandonados en el mar por los traficantes, se deben a la negación de visas a cubanos por parte del gobierno norteamericano, a la impunidad con la que operan esos grupos en México y a la Ley de Ajuste Cubano (pies secos, pies mojados).

Para bien de muchas personas, resulta imperioso erradicar este negocio.
Por: HEDELBERTO LÓPEZ BLANCH
Tomado de Granma


EL ERRÁTICO BLOQUEO A CUBA

agosto 21, 2008

“Durante casi medio siglo, los Estados Unidos han impuesto un embargo comercial contra Cuba y, sin embargo, a veces éste se hace poco visible”, asevera un artículo publicado el 14 de agosto de 2008 en la edición impresa de la revista británica The Economist.
El trabajo periodístico alude al hecho de que en la isla las marcas comerciales estadounidenses se pueden encontrar por dondequiera y que, aprovechando una exención introducida en el año 2000, los granjeros estadounidenses se han convertido en los mayores suministradores externos de productos del agro, con ventas anuales de 600 millones de dólares.
“No en balde, algunos cubanos se preguntan si el bloqueo, al que el gobierno culpa de casi todos los problemas cubanos, no será una especie de truco”, dice el artículo y cita a un estudiante cubano de medicina que dijo preguntarse si realmente existe el bloqueo.
No obstante, más adelante, el artículo aclara que recientemente, a muchas de las compañías extranjeras que comercian con Cuba les ha sido amenazadoramente recordado que el bloqueo si existe. Cita casos de varias empresas a las que la OFAC (Oficina de Control sobre Activos Extranjeros) ha multado con severidad por conducto de sus subsidiarias en Norteamérica y recuerda la prohibición de entrar en EEUU impuesta a los dirigentes de la firma canadiense Sherritt y a sus familiares por tener negocios en la minería cubana del níquel.
También explica que el draconiano Título III de la Ley Helms Burton, (irónicamente nombrada Ley de Solidaridad Democrática por la Libertad de Cuba), faculta a los norteamericanos con propiedades en Cuba antes de la revolución a demandar a los extranjeros que ahora inviertan allí. La aplicación de este Título III ha tenido que ser pospuesta por Washington varias veces por sus potenciales efectos negativos en las relaciones con países aliados.
Las coerciones del bloqueo contra quienes tienen negocios con Cuba se hicieron más severas a raíz del 11 de septiembre de 2001, al ser incluida Cuba en la lista de estados patrocinadores del terrorismo – junto a Irán, Corea del Norte, Siria y Sudán-, sin que Washington aportara prueba plausible alguna sobre tal acusación. Más allá de la opinión que les pueda merecer el bloqueo, los banqueros de todo el mundo prefieren evitarse acusaciones por cualquier violación de las leyes antiterroristas, dice The Economist.
El artículo recuerda que, en 2004, el banco UBS de Suiza pagó una multa de cien millones de dólares; en 2007, el banco ING de Holanda –que había abierto una oficina en Cuba- tuvo que cerrarla abruptamente, y en 2008, los dirigentes de la compañía que tiene los derechos exclusivos de importación en Gran Bretaña de los puros habanos, recibió una carta de Lloyds TSB, su banco de muchos años, sugiriéndole trasladar su cuenta a otro banco.
A pesar de las restricciones del boqueo, muchas compañías internacionales siguen operando en Cuba, dice el artículo de The Economist, que concluye citando al director de una firma europea con grandes inversiones en la Isla quien señala que “la mejor estrategia es tratar de escapar por debajo del radar y asegurarse de estar aquí cuando el gobierno de EEUU entre, por fin, en razones”.
Es cierto que Cuba adquirió 600 millones de dólares en alimentos en Estados Unidos en 2007, en virtud de una exención aprobada por el Congreso en el año 2000. La grieta al bloqueo fue abierta a raíz de los daños que causó a Cuba el paso del ciclón Michelle en 1999.
Pero estas operaciones contemplan el pago en efectivo y otras exigencias que incluyen la imposibilidad usar medios propios de transportación o de compensar las compras con exportaciones cubanas, por lo que no suponen quebrantamiento del boqueo.
La práctica se mantuvo vigente por presiones de los granjeros estadounidenses que su gobierno no ha podido vencer y que Cuba acepta en muestra de respeto y amistad hacia el pueblo del vecino país, más que por conveniencia económica, que también la tiene en virtud de las menores distancias en el transporte de los productos.
Las relaciones comerciales de Cuba con el extranjero han estado sometidas, a lo largo de casi medio siglo, a un sistema de presiones que obliga a Cuba a vender más barato y comprar más caro por la exigencia de asumir, de alguna manera, el riesgo que corren sus contrapartes de sufrir sanciones, en el marco de sus relaciones económicas con los Estados Unidos, por violar el “embargo”.
El bloqueo es algo mucho más cruel, inhumano y genocida. Se integra, además, con la promoción de la subversión terrorista y las amenazas de agresión que obligan a mayores gastos en la defensa; la prohibición de los viajes de ciudadanos estadounidenses a la isla; la limitación de los viajes y las remesas de los emigrados cubanos en Estados Unidos; el estímulo a la emigración ilegal y el robo de cerebros. Todo ello en el marco de una abrumadora campaña de difamación mediática y una inescrupulosa cruzada, no limitada al plano diplomático, para tratar de aislar internacionalmente a Cuba.
Es difícil explicarse donde pudo encontrar el autor del artículo a una persona en Cuba que pusiera en duda la omnipresencia del bloqueo en cada minuto de la vida cotidiana del cubano común.

Por: Manuel E. Yepe
Tomado de Cubadebate


TRES STRIKES AL BLOQUEO.

agosto 14, 2008

A pesar de la oposición de uno de los políticos más reaccionarios de Miami, finalmente el equipo norteamericano infantil de béisbol, Peregrinos de Vermont, juega diez partidos en Cuba, durante 9 días.
El viaje de la escuadra, bautizada así por el halcón peregrino que vuela todos los inviernos hasta Cuba, fue idea del entrenador Tim Levin, ecologista que se enamoró de la Isla durante una visita en 1993.
El permiso otorgado por el Departamento del Tesoro al grupo de niños, de entre 11 y 12 años, desató la ira del representante de origen cubano por La Florida, Lincoln Díaz Balart. Enemigo jurado y confeso del ordenamiento político social de la Cuba, Díaz Balart corrió a discutir con funcionarios del Departamento de Estado y de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros, lo que llamó preocupante concesión de permiso a los niños.

A JUGAR PELOTA.

Los esfuerzos del congresista anticubano Lincoln Díaz Balart para impedir el viaje a Cuba de un equipo infantil de béisbol, tropezaron con las opiniones del senador por Vermont, Patrick Leahy, quien expresó: “Si el presidente Bush puede ir a China a costa de los contribuyentes, esos muchachos deben poder ir a Cuba, en un viaje pagado privadamente, para jugar un poco de pelota”.
Estas declaraciones de Leahy siguieron al hecho de que un columnista del diario The Washington Post observara las malsanas preocupaciones del legislador anticubano.
El viaje de los peloteritos también fue respaldado por el diario Rutland Herald de Vermont, que en un irónico editorial titulado: A jugar pelota, afirmó que “un congresista de La Florida ha lanzado una guerra contra el béisbol. La próxima pudiera ser contra el pastel de manzana”.

TRES TAZAS.

Como al que no quiere caldo hay que darle tres tazas, y para que el pataleo de Lincoln Díaz Balart sea más grande, ya se anunció que en diciembre próximo vendrá a Cuba el equipo Crimson Tide, de la Universidad de Alabama, para una serie de exhibición contra una escuadra de la Isla.
En julio último, Forestales de Santa Bárbara, una selección de la Universidad de California, jugó aquí contra nuestro equipo nacional de béisbol.
Las visitas de esos equipos, aunque siguen siendo complicadas por todo el proceso para superar las restricciones del viaje a Cuba, abren otra fisura en el muro del bloqueo. Por eso, y tal vez sin saberlo, los peloteritos de Vermont acaban de marcar tres strikes a favor de Cuba, en el enfrentamiento a ese oneroso cerco, un juego que al final ganaremos, aunque sea en extra innings.
Colaboración: Raúl Menchaca


BEISBOL DE LAS OLIMPIADAS; EL GRAN RETO.

agosto 12, 2008

Aún cuando hay opiniones dispares sobre quienes debían estar en la selección de béisbol que representara a Cuba en las Olimpiadas de Beijing, la unanimidad es completa de que en la capital china el equipo de las cuatro letras llega con el espíritu de los antiguos espartanos “con el escudo o sobre el escudo”, unidos en un haz con miras a la victoria.
La introducción de nuevas reglas para cumplir las exigencias de las trasmisiones televisivas, equipos contrarios repletos de profesionales y la presión que representa ser campeón defensor, son factores que gravitan sobre el colectivo que dirige Antonio Pacheco.
Experiencia, calidad y una exhaustiva preparación son atributos que respaldan al equipo cubano de béisbol, sin dudas el más asediado por la prensa, conocedora de la valía y el coraje de quienes con orgullo llevan en el pecho el nombre de Cuba, cuatro letras que desde tiempos de la colonia y hasta nuestros días han estado abonadas por la sangre y el sudor de sus mejores hijos.
Como ave fénix, resurgida desde las cenizas de las traiciones, la compra venta y toda las sucias maniobras orquestadas por nuestros enemigos para debilitar a la pelota cubana, el equipo de la estrella solitaria llega a la tierra de la Gran Muralla con el espíritu de tomar el podio por asalto, eso que nadie lo dude.


EL EQUIPO ASEDIADO

agosto 1, 2008

. Reflexiones del compañero Fidel

Están a punto de iniciarse los Juegos Olímpicos en China. Hace unos días escribí sobre nuestro equipo de pelota. Dije que nuestros atletas tenían una prueba muy dura y no eran ellos los que merecían las mayores críticas si algo no salía bien. Reconocí su calidad y patriotismo. Estaban deprimidos por las críticas que llegaban de Cuba.
Supe después que se mostraban muy animados. Habían aprendido a manejar los condimentados alimentos coreanos con palitos al estilo del oriente asiático. Enviaron un vibrante mensaje patriótico el 26 de Julio. Sin duda, enfrentarán con honor la difícil prueba.
Pero, ¿acaso están en igualdad de condiciones que los equipos de ricas potencias como Estados Unidos y Japón, que van a competir con Cuba? Estas poseen casi treinta veces más habitantes la primera y once por lo menos la segunda, no están bloqueadas económicamente y disponen ambas de enormes riquezas. Nadie les roba ni les saquea atletas.
Japón ha ordenado a sus profesionales participar en el equipo olímpico, y tienen que hacerlo porque así lo determinan sus dueños. Eso no tiene nada que ver con los atletas que han sido convertidos en mercancías.
Estados Unidos, en vísperas de las Olimpiadas, compró con su dinero mercenario a Alexei Ramírez, líder jonronero de la Serie Nacional del 2007 en nuestro país. El manager del equipo que lo compró se jacta de que no sabe en qué base ubicarlo porque está bien entrenado en todas. Repugnan los detalles de los trámites mercantiles que rodearon el caso y divulgaron los cables sobre el reparto de dinero. Antes, habían comprado al más prometedor pitcher de Pinar del Río, José Ariel Contreras, sembrando así la inseguridad y la desconfianza.
En Edmonton, Canadá, antes de iniciarse el juego con el equipo del país anfitrión del XXIII Campeonato Mundial Juvenil de Béisbol, se conoció la ausencia del seguro abridor, el zurdo Noel Argüelles, y del shortstop José Antonio Iglesias, con un promedio de bateo por encima de 500.
El valiente pitcher juvenil pinareño Julio Alfredo Martínez Wong se hizo cargo del montículo. Llevaba ocho entradas menos un out, hombres en base y parecía estar agotado. En el bullpen calentaba fuerte Joan Socarrás Maya, con instrucciones de estar listo para entrar en acción. Esteban Lombillo, enérgico y capaz director del equipo juvenil de Cuba, había ido ya al box. Julio Alfredo, en una explosión de dignidad, exigió seguir lanzando: “¡Yo termino esto!” ―exclamó. Lombillo, que también estaba amargado por la vil traición, lo comprendió y confió en él. Julio Alfredo puso el alma. Sacó el out que faltaba en el octavo. En el noveno, retiró a los bateadores de uno, dos y tres, y ganó por una carrera al equipo de Canadá.
El short suplente, Yandy Díaz, jugó excelentemente y bateó el tubey que fue decisivo para la victoria de Cuba.
Edmonton se ha convertido en un basurero. Los atletas cubanos fueron mal atendidos. Tiene el privilegio de ser sede anual del campeonato. Debiera analizarse si vale la pena asistir.
No había sido enviado al evento ni siquiera un representante de la prensa cubana. Todo se conoce por vías no formales.
Los dignos atletas cubanos del equipo olímpico de pelota, que han sido excelentemente atendidos por los anfitriones coreanos y lo serán aún más en China, tendrán que competir en las circunstancias desfavorables que expliqué antes. Cualquiera que fuese el resultado, ellos saben que lo que nos importa es el honor y el valor con que luchen.
Pero no solo en la pelota tiene lugar la agresión imperialista. Hace unos meses, una parte de nuestro equipo masculino de fútbol se dejó arrastrar a la traición en Estados Unidos, reduciendo las perspectivas de Cuba en ese deporte en el área internacional. Una atleta olímpica de judo y casi segura medalla de oro fue sobornada. Comprando nuestros atletas, nos arrebataron cinco medallas de oro seguras en el boxeo olímpico. Es un toque a degüello contra Cuba robándonos cerebros, músculos y huesos.
¿A qué se debe el temor de los ricos y poderosos hacia nuestra pequeña y bloqueada isla?
En el ajedrez, Leinier Domínguez lucha en Suiza en uno de los más importantes torneos internacionales.
En las Olimpiadas, que se inician el 8 de agosto, nuestros atletas de diversas disciplinas se batirán por el oro con más dignidad que nunca, y nuestro pueblo disfrutará de sus medallas como jamás lo hizo. Entonces los fanáticos se acordarán de los traidores.

Fidel Castro Ruz
Julio 31 de 2008
12 y 32 p.m.