LA CIA ATACÓ BARCO CON ÓMNIBUS BRITÁNICOS PARA CUBA

octubre 27, 2008

Omnibus Leyland adquiridos por Cuba fueron blanco de un sabotaje de la CIA

Omnibus Leyland adquiridos por Cuba fueron blanco de un sabotaje de la CIA

Londres, 26 oct (PL) La Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos fue responsable de un atentado sufrido por un barco que transportaba ómnibus británicos hacia Cuba en 1964, revela hoy el diario The Observer y del que se hacen eco otros periódicos.
En un artículo titulado “La CIA acusada de sabotaje en el (río) Támesis”, el periódico precisa que se trata de una embarcación de la entonces República Democrática Alemana (RDA) con un cargamento de 42 ómnibus Leyland ingleses destinados a la isla caribeña.
El estudio recoge declaraciones de distintas personas envueltas en aquel suceso, cuando la nave MV Magdeburg fue embestida por otra de bandera japonesa -Yamashiro Maru- en plena vía fluvial luego de salir del muelle de Dagenham.
Cerca de las dos de la madrugada, el buque nipón se abalanzó sobre la banda de estribor del Magdeburg a más de 10 nudos de velocidad, perforó su línea de flotación y lo empujó a lo largo del río, hecho que finalmente quedó registrado como un accidente.
No obstante, el historiador John McGarry, citado por The Observer, aseguró que Gordon Greenfield, el piloto inglés que gobernaba el barco atacado, consideró que la nave japonesa violó la ley internacional y emitió señales engañosas.
Para McGarry lo ocurrido constituyó un crimen, indica el diario.
El periódico recuerda que en 1975 los reporteros Jack Anderson y Les Whitten, del diario The Washington Post, denunciaron que órganos de inteligencia de Gran Bretaña interfirieron las comunicaciones de oficinas cubanas en Londres para entregar a la CIA información sobre la embarcación de la RDA.
Y eso ocurrió a pesar de que primeros ministros británicos como Alec Douglas Home y Harold Wilson apoyaron el acuerdo de exportación concertado con Cuba por el vendedor de la Leyland Donald Stokes, agrega la publicación.
The Observer revela, además, que en 1962 el mercante inglés Newlane fue tiroteado cuando transportaba un cargamento de azúcar cubana y que ese mismo año la CIA envenenó más de 14 mil paquetes de tabacos (habanos) de Cuba a bordo del barco Streatham Hill en Puerto Rico.

Historiador cree que la CIA saboteó una carga de autobuses para Cuba en 1964

Londres, 26 oct (EFE).- Un historiador naval cree que un barco de carga que llevaba 42 autobuses británicos para Cuba fue embestido en el río Támesis en 1964 en un complot de la CIA para hacer cumplir el embargo de EEUU, señala hoy el dominical “The Observer”.
Según el periódico, el historiador John McGarry ha hallado unos documentos que apoyan las sospechas de algunos académicos en el sentido de que el carguero, el “MV Magdeburg”, de Alemania del Este, fue saboteado a petición de los servicios secretos de EEUU.
El “MV Magdeburg” había partido del puerto de Dagenham, al este del Támesis, en una fría y nubosa noche de octubre de 1964 con 42 autobuses Leyland con destino a Cuba, una exportación que había sido aprobada por los primeros ministros Alec Douglas-Home (conservador, 1963-64) y Harold Wilson (laborista, 1964-70 y 1974-76).
“The Observer” resalta que Leyland Motors optó por un barco de la antigua Alemania del Este ante la amenaza de EEUU de que pondría en una lista negra a cualquier armador que violara el “bloqueo de transporte” impuesto en los años sesenta.
Al navegar por el Támesis, el “MV Magdeburg” fue embestido de noche por el barco japonés “Yamashiro Maru”, pero ninguna persona murió y nadie tuvo que responder por lo ocurrido, señala el artículo del “Observer”, titulado “La CIA acusada de sabotaje en el Támesis”.
“Fue un accidente”, dijo en su día Keith Roms, a cargo de una embarcación remolcadora que trabajaba esa noche en el Támesis.
Sin embargo, John McGarry ha encontrado en los archivos marítimos de la antigua República Democrática Alemana las pruebas aportadas por el capitán británico del “MV Magdeburg”, Gordon Greenfield.
Según Greenfield, el barco japonés violó el derecho internacional al navegar en la dirección contraria y dar señales engañosas.
Al ser localizado ahora, 44 años después del aparente accidente, Greenfield dijo que la visibilidad era buena a pesar de la niebla y que los dos barcos podían verse claramente, agrega el dominical.
El director de la Nueva Fundación de Seguridad de Berlín, Harold Elletson, señaló al diario: “Sería ingenuo pensar que la CIA no se atrevería a hundir un barco de la Alemania del este en un estuario vital de un aliado de la OTAN. Estaban presionados para obtener resultados puesto que tenían un gran presupuesto para sabotaje”.
Anthony Glees, profesor de estudios de espionaje de la Universidad de Buckingham, dijo: “El que fuese un hundimiento deliberado no suena totalmente inverosímil”

Para el post se emplearon reportes de las agencias PL y EFE


CUBA EMPLAZA A EE.UU. EN GINEBRA

septiembre 24, 2008
Ron Havana Club, un producto cubano

Ron Havana Club, un producto cubano

Ginebra, 24 sep (PL) Cuba dijo hoy que Estados Unidos debe derogar de forma inmediata la Sección 211 después de pasar por un largo proceso en el cual la Organización Mundial de Comercio (OMC) falló a favor de los reclamos de la isla caribeña.
En una intervención ante el Organo de Solución de Diferencias (OSD) de la OMC, el ministro consejero de Cuba en Ginebra, Jorge Ferrer, hizo un análisis técnico del doble discurso de Washington en torno al tema.
La Sección 211 ataca el registro de signos distintivos de la Isla, de marcas por excelencia que desempeñan una importante función macroeconómica, a la sazón el caso de la compañía Bacardí que puso a la venta un ron con la marca cubana HAVANA CLUB.
El diplomático recordó que el Órgano de Apelación, instancia final de la etapa jurisdiccional, constató en un informe de 2002 que la Sección 211, que cumple 10 años de promulgada en octubre, es incompatible con los principios del sistema mundial de comercio.
“Como tantas otras veces Estados Unidos sigue sin respetar las obligaciones que ha contraído. El principio pacta sunt servanda, que establece que todo tratado tiene fuerza de ley para las partes y debe considerarse como inviolable, continúa siendo ignorado”, recalcó.
Ferrer subrayó que cuando un integrante de la OMC incumple con lo establecido, pone en entredicho la obligación de recurrir al entendimiento para resolver una controversia.
“No debemos olvidar que la solución de las diferencias y el cumplimiento de los fallos son esenciales para que se mantenga el equilibrio entre derechos y obligaciones”, añadió.
En discursos anteriores, Ferrer y también el embajador de La Habana aquí, Juan Antonio Fernández, consideraron el hecho como un acto de falsificación, permitido y promovido de hecho y de derecho, en el territorio de Estados Unidos.

Havana Club: Lo escondido tras el litigio de una marca: AQUI

Bacardí vs. Havana Club: una historia de bloqueo: AQUÍ

De cómo el ladrón fue declarado inocente: AQUÍ

Bacardí: minibiografía de un pirata: AQUÍ


TROPEZANDO CON LA MISMA PIEDRA

septiembre 15, 2008

Cuando el pueblo de Cuba protagoniza jornadas heroicas de trabajo y entrega para restañar las heridas causadas por los huracanes Gustav e Ike y gobiernos y manos solidarias de muchas partes del mundo expresan su voluntad de cooperación y ayuda para los damnificados, los enemigos de la Revolución cubana siguen por los mismos caminos trillados de siempre.
Inmerso en una tensa campaña electoral, el candidato demócrata a la Casa Blanca, el afronorteamericano Barack Obama solicitó hace unos días una suspensión temporal de las medidas restrictivas aplicadas por la administración Bush para el envío de remesas y otros artículos a Cuba. La propuesta con visos electorales, pone los ojos en los votos del sur de la Florida, aunque sin atacar la raíz misma del problema: el criminal y tenaz bloqueo económico contra la mayor isla del Caribe.
Afiliados a las más oscuras causas, los congresistas cubano-americanos por la Florida, Mario y Lincoln Díaz-Balart e Ileana Ross-Lehtinen no tardaron en pronunciarse por una ayuda condicionada. Según estos representantes de la mafia cubano-americana radicada en Miami, cualquier asistencia para los damnificados de los huracanes en Cuba debe hacerse a través de organizaciones independientes, bajo la coordinación de la Oficina de Interés de Estados Unidos (SINA) y sin la participación del gobierno cubano, propuesta a la cual se sumaron otros dos representantes de la contrarrevolución, Mel Martínez y Bob Menéndez, ambos con larga data en las maniobras contra Cuba.
Como era de esperar, la administración Bush también se subió al carro de la demagogia y la contrarrevolución.
Mediante una declaración de una vocera del Departamento de Estado, el gobierno norteamericano manifestó su decisión de brindar ayuda condicionada, usando términos casi iguales que los esgrimidos por la mafia de Miami.
El país más poderoso del mundo y que derrocha cada día millones de dólares en su supuesta guerra global al terrorismo, fachada con la cual invadieron a Afganistán e Irak y protagonizan otras tropelías, propone una ayuda condicionada de 100 mil dólares a Cuba para paliar los daños del huracán.
Ínfima y ridícula es esa cifra ante los millones que el imperio tira por la borda cada día, mientras es incomparable con el gesto altruista y desinteresado de Rusia, España, Brasil, entre otras naciones, que han puesto en manos de los cubanos decenas de toneladas de alimentos, materiales de construcción y otros recursos.
Hasta la pequeña, lejana y empobrecida Timor Leste en un gesto de hermandad acordó el envió de 500 000 dólares a la mayor isla del Caribe, cifra que supera con creces el ofrecimiento del imperio.
Una vez más estos aventureros del Norte se equivocan con la dignidad y el honor del pueblo de Cuba. Conocedores de la difícil situación que enfrentan los pobladores afectados por los huracanes, estos mercaderes de influencia creen oportuno aprovechar la desgracia para promover y alimentar a sus quintas columnas en la Isla.
¿A través de quien pretenden canalizar esa supuesta ayuda?, la respuesta es obvia. Según estos bandidos de cuello blanco, esos recursos deben ir a manos de los grupúsculos que como marionetas actúan a favor de los Estados Unidos.
De manera deliberada tratan de catapultar a esos grupúsculos como benefactores o portadores de ayuda, mientras la SINA, identificada como cuartel general de esa contrarrevolución mercenaria y antipatriótica está descalificada para asumir con imparcialidad y sentido común cualquier acción de cooperación y ayuda.

DAGA EN MANO

Es oportuno recordar que quienes ahora se pronuncian por el envío de ayuda condicionada a Cuba, son los mismos que han orquestado campañas y promovido las medidas más drásticas contra el pueblo que ahora dicen quieren ayudar.
En 1994 fue la Fundación Cubano Americana, con el auspicio de estos representantes de la mafia cubano americana quienes llevaron a la administración Clinton al establecimiento de la Ley Torrecille, engendro jurídico que años después y con el patrocinio de esta misma gente de Miami y el grupo Bacardí, fue ampliada con la infame Ley Helms – Burton, encaminada a ahogar a la Revolución cubana.
Vergonzoso resultó el desempeño de Ileana Ross-Lehtinen durante el caso del niño Elián González, cuando con la manipulación de algunos familiares del pequeño radicados en Miami, la mafia cubano-americana secuestro al menor, lo cual provocó la movilización de todo el pueblo de Cuba y gran parte de la opinión publica norteamericana a favor del padre del infante, quien de manera enérgica reclamó y obtuvo el retorno de su hijo al hogar en Cuba.
Fueron también los Díaz-Balart, Ross-Lehtinen y Mel Martínez promotores del Plan Bush, programa reaccionario y agresivo que tiene como finalidad derrocar a la Revolución para lo cual están destinando cuantiosos recursos.
Desconcertados con la firmeza del pueblo cubano y el total fracaso de sus maniobras, fueron esos mismos personajes promotores del recrudecimiento de las medidas aplicadas hace poco años por la administración Bush, limitando el envío de remesas a Cuba y estableciendo un mínimo de tres años para que quienes residen en Estados Unidos puedan visitar a su parientes en la isla.
Con este historial reaccionario y delincuencial uno se pregunta ¿Esta gente están calificados para promover ayuda alguna a Cuba?

LA DIGNIDAD DE UN PUEBLO

Una vez más los enemigos del pueblo de Cuba fallan en sus cálculos y tropiezan con la misma piedra.
Agradecidos de la ayuda y la cooperación desinteresada e incondicional de muchos en el mundo, los cubanos todos, desde Maisí a San Antonio estamos convencidos que con nuestro trabajo, voluntad y sacrifico saldremos adelante ante esta prueba impuesta por la naturaleza.
Con claridad meridiana, Fidel en su Reflexión “El golpe nuclear” sentencia “Pero los bienes no salen de la nada. Compartir implica sacrificios. No nos demos el lujo de olvidarlo dentro de unos días. El hecho adverso debe servir para trabajar con más eficiencia cada día y el empleo justo y racional de cada gramo de material. Tenemos que luchar contra nuestras superficialidades y egoísmos. Cien millones de dólares significan sólo nueve dólares por habitante, y necesitamos mucho más. Necesitamos 30 veces, 40 veces esa cifra sólo para paliar nuestras necesidades más elementales. Tal esfuerzo debe salir del trabajo del pueblo. Nadie lo puede hacer por nosotros.”
Con ese espíritu ya se trabaja y aún cuando la tarea es ardua y difícil, en el horizonte se ven los primeros resultados.
Para nuestros enemigos un mensaje: otra vez se han equivocado. Heroico, rebelde y digno este pueblo de temple de acero jamás cambiará su independencia, libertad y dignidad por un plato de lentejas.
En esta hora de epopeya y sacrificio, a los amigos el agradecimiento y el respeto, para nuestros enemigos el total y más enérgico desprecio.


TRES STRIKES AL BLOQUEO.

agosto 14, 2008

A pesar de la oposición de uno de los políticos más reaccionarios de Miami, finalmente el equipo norteamericano infantil de béisbol, Peregrinos de Vermont, juega diez partidos en Cuba, durante 9 días.
El viaje de la escuadra, bautizada así por el halcón peregrino que vuela todos los inviernos hasta Cuba, fue idea del entrenador Tim Levin, ecologista que se enamoró de la Isla durante una visita en 1993.
El permiso otorgado por el Departamento del Tesoro al grupo de niños, de entre 11 y 12 años, desató la ira del representante de origen cubano por La Florida, Lincoln Díaz Balart. Enemigo jurado y confeso del ordenamiento político social de la Cuba, Díaz Balart corrió a discutir con funcionarios del Departamento de Estado y de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros, lo que llamó preocupante concesión de permiso a los niños.

A JUGAR PELOTA.

Los esfuerzos del congresista anticubano Lincoln Díaz Balart para impedir el viaje a Cuba de un equipo infantil de béisbol, tropezaron con las opiniones del senador por Vermont, Patrick Leahy, quien expresó: “Si el presidente Bush puede ir a China a costa de los contribuyentes, esos muchachos deben poder ir a Cuba, en un viaje pagado privadamente, para jugar un poco de pelota”.
Estas declaraciones de Leahy siguieron al hecho de que un columnista del diario The Washington Post observara las malsanas preocupaciones del legislador anticubano.
El viaje de los peloteritos también fue respaldado por el diario Rutland Herald de Vermont, que en un irónico editorial titulado: A jugar pelota, afirmó que “un congresista de La Florida ha lanzado una guerra contra el béisbol. La próxima pudiera ser contra el pastel de manzana”.

TRES TAZAS.

Como al que no quiere caldo hay que darle tres tazas, y para que el pataleo de Lincoln Díaz Balart sea más grande, ya se anunció que en diciembre próximo vendrá a Cuba el equipo Crimson Tide, de la Universidad de Alabama, para una serie de exhibición contra una escuadra de la Isla.
En julio último, Forestales de Santa Bárbara, una selección de la Universidad de California, jugó aquí contra nuestro equipo nacional de béisbol.
Las visitas de esos equipos, aunque siguen siendo complicadas por todo el proceso para superar las restricciones del viaje a Cuba, abren otra fisura en el muro del bloqueo. Por eso, y tal vez sin saberlo, los peloteritos de Vermont acaban de marcar tres strikes a favor de Cuba, en el enfrentamiento a ese oneroso cerco, un juego que al final ganaremos, aunque sea en extra innings.
Colaboración: Raúl Menchaca