FIDEL CASTRO RECIBE A PRESIDENTA ARGENTINA Y OPINA SOBRE OBAMA

enero 22, 2009

Se volvieron a equivocar los gusanos propalando mentiras sobre la salud de Fidel Castro

fidel-castro-renuncia-presidencia-cuba

El líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, recibió este miércoles a la presidenta argentina, Cristina Fernández, quien culminó una fructífera visita de tres días a la Isla.
Poco antes de partir rumbo a Venezuela, la mandataria informó que dialogó sobre diversos temas con Fidel Castro, a quien vio “muy bien”.
Agregó que hablaron sobre las relaciones entre Cuba y Argentina, y compartieron impresiones sobre el primer discurso de Barack Obama como presidente de Estados Unidos.
“Estoy muy contenta con esta visita, no podía terminar mejor”, acotó la jefa de Estado, quien fue despedida en el aeropuerto por el mandatario Raúl Castro.
El presidente cubano consideró a su vez “magnífica” la visita de Fernández, quien viajó a Caracas para sostener conversaciones con su homólogo Hugo Chávez.

FIDEL CASTRO AFIRMA QUE OBAMA CREE EN LO QUE DICE Y HACE

Fidel Castro piensa que el presidente estadounidense, Barack Obama, “cree sinceramente” en lo que dice y hace, según afirmó a la prensa de su país la mandataria argentina Cristina Fernández después de entrevistarse con el ex presidente cubano.
Cristina Fernández mantuvo un imprevisto encuentro con Fidel Castro al término de su visita de cuatro días a Cuba con quien, entre otros temas, conversó sobre el nuevo presidente estadounidense, Barack Obama.
“Lo vi muy bien (…) Obviamente el primer tema que abordamos fue la asunción del presidente Obama en los Estados Unidos”, indicó la gobernante argentina en La Habana.
Según la presidenta argentina, Fidel Castro le comentó: “Obama cree sinceramente en lo que está diciendo y haciendo, ojalá que lo pueda hacer o que lo dejen hacer”.
Relató que Castro le “comentó con detalle la ceremonia de asunción de Obama y que la había seguido con mucha atención”.
Al hablar con la prensa en la embajada argentina en Cuba, Fernández consideró el encuentro con Fidel Castro como “una distinción a todo el pueblo argentino” de parte de alguien que “ama profundamente a Argentina y a los argentinos”.
“Fue un día muy especial y una forma también muy especial de terminar nuestra presencia aquí en Cuba”, destacó.
La mandataria argentina también reveló que Fidel Castro le envió en la noche de este martes una carta en el que le hizo comentarios elogiosos al discurso que ofreció en la Universidad de La Habana.

Fuente: PL y Publico.es

RAÚL CASTRO NIEGA QUE FIDEL ESTÉ GRAVE DE SALUD

El presidente de Cuba, Raúl Castro, negó este miércoles que Fidel Castro esté grave, y aseguró que su hermano está “haciendo ejercicio”, “pensando”, “escribiendo mucho” y asesorándolo.
“Está haciendo ejercicio, pensando mucho, escribiendo mucho, asesorándome a mí y ayudando”, declaró Raúl Castro en el aeropuerto, al despedir a la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, quien confirmó a la prensa que se reunió con Fidel Castro.
“¿Creen ustedes que si estuviera grave yo estuviera risueño? Proximamente voy a dar un viaje a Europa, ¿creen que yo puedo salir de aquí si Fidel estuviera grave?”, cuestionó el gobernante cubano a los periodistas.
“Estuve con Fidel, lo vi muy bien, fue un encuentro muy emocionante”, reveló la mandataria argentina, según la agencia Noticias Argentinas, y precisó que el encuentro se prolongó media hora.
Por su lado, la agencia de noticias del gobierno argentino Telam informó de que Castro le contó a Kirchner, que había seguido por televisión la asunción del nuevo presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y que le parecía “una persona sincera y con buenas ideas”. (AFP)


¿CUÁNTOS DISIDENTES HAY EN CUBA?

enero 7, 2009

Por: Juan Carlos Camaño
Tomado de Kaos en la Red

lacoste5Ya causa asco tanto medio masivo de comunicación ajustando la mira, las veinticuatro horas, para indagar sobre lo que ocurre en Cuba, por qué ocurre y para qué. Indagar y ventilar, sin respiro, acerca de un país de aproximadamente doce millones de habitantes; en un mundo que arde con seis mil trescientos millones de personas adentro. Hoy, más precisamente, con la reiteración del ejercicio genocida con que el Estado de Israel –arropado por EE.UU.- machaca la franja de Gaza y al pueblo palestino.
Aparece un disidente, o una disidente –posando como una modelito, toda de negro y tacones-, en Cuba, y ahí van la cámara y el micrófono, para que todos se informen, para que no falte el pan de cada día: Cuba, esto y aquello. Castro, esto y más cual. Y a cargar el dado, sin piedad y sin decoro. Cosas que tampoco se les pide.
Una bloguera es disidente y allí el foco. Una “escritora” es disidente y detrás de ella –ávidos y amaestrados por sus patrones- corren los corresponsales, en La Habana, Madrid y Miami.
En el mundo, en este mundo, plagado de capitalismo inhumano, de financistas estafadores, de asesinos uniformados, de hambreadores ricos y famosos, hay más de tres mil millones de personas en la pobreza. Y más de mil millones de gentes harapientas, sarnosas, humilladas, analfabetas, echadas a revolver la mierda ajena para encontrar un átomo de algo que se asemeje a la comida.
En Estados Unidos –hablamos de las tripas de la podredumbre sistémica- existen cincuenta millones de seres humanos disputándose un lugar entre la pobreza y la indigencia; muchos de ellos durmiendo a la intemperie, “alimentándose” de los basureros municipales: viviendo el dolor de no ser casi nada, nadie. ¿Serán disidentes, o acordarán con el régimen político, económico y social que los trata como escorias?
Sin embargo la mirilla está puesta en Cuba, en un grupito de disidentes, alentados por mafiosos disfrazados de “organizaciones no gubernamentales”.
¿Más de mil millones de analfabetos estarán de acuerdo con los que le arman el calvario, y también la cruz para la resignación?
¿No hay ni un, o una, disidente entre más de tres mil millones de vejados? ¿Tampoco hay ninguno entre miles de millones de explotados laboralmente? ¿Ninguno entre casi trescientos millones de hombres y mujeres sin empleo? ¿De qué escapan millones y millones de inmigrantes –de África, Latinoamérica, Asia y los países de Europa del Este- sino del sin futuro y de un presente insultante? ¿No hay responsables de esta carnicería planetaria? ¿Dónde está la mirilla telescópica mediática? ¿Por qué no revela, con lujo de detalles, quiénes son y cuánto llevan ganado las empresas yanquis en la “reconstrucción” de la ex Yugoslavia, parte de Irak y lugares de África y Asia supuestamente afectados por fenómenos de la naturaleza? ¿Quién puede acordar con semejante hoguera, sino un cómplice intelectual o material de la misma?
Pero la lente, el micrófono y la babosa periodística recorre carroñera las calles de La Habana, buscando –libremente- al personaje para la foto que se desplegará por el mundo. ¿Periodismo mercenario? ¿Independiente? ¿Ignorante? ¿Ideológica y políticamente orquestado? De todo un poco.
Más de un millón de disidentes, enfrentados a la invasión de EE.UU. a Irak y Afganistán fueron masacrados por el ejército más sofisticado y criminal de la tierra; en una historia tan reciente como nauseabunda: en la que las principales figuras de un gobierno y de sus fuerzas armadas son denunciadas –dentro de una lucha facciosa al interior de EE.UU.- por mentir, estafar, delinquir, torturar, usurpar, y asesinar.
Millones de personas disienten y no aparecen, vestidos para la ocasión –de negro y de tacones-, ni en la tele ni en las fotos de los diarios. A veces sí, pero como “una masa informe”, generalmente acusada de provocar aquello que ahora se denomina “caos vehicular”.
Un sistema puesto como una ametralladora delante de miles de millones de seres humanos es una noticia vieja, sin pena ni gloria. Además, se trata de genocidios habituales, un tanto aburridos; siempre los mismos asesinos, siempre las mismas víctimas. Mejor, hablar de Cuba, de los hermanos Castro, de una bloguera, de una “escritora”, de cierto amigo de Vargas Llosa que está incómodo, de uno que levanta la voz, luego de caminarse de ida y vuelta -recibiendo instrucciones-, los pasillos de la Oficina de Intereses de Estados Unidos, cita en La Habana, a orillas del malecón. Una bloguera cubana, una “escritora” cubana, posando como una modelito, son las “voces de los que no tienen voz”. ¡Cuánto desprecio por la inteligencia humana!
Aun con la ametralladora de su lado, el “periodismo verdad” le teme a las ideas. Y, aunque no lo diga, le tiene pavura al –todavía- “silencio” de miles de millones de personas que, desde hace largo rato, se han echado a andar buscando trabajo y comida, y llevando en sus entrañas una disidencia que, a no dudarlo, será justicia.

Juan Carlos Camaño es presidente de la Federación Latinoamericana de Periodistas (FELAP).


TROPEZANDO CON LA MISMA PIEDRA

septiembre 15, 2008

Cuando el pueblo de Cuba protagoniza jornadas heroicas de trabajo y entrega para restañar las heridas causadas por los huracanes Gustav e Ike y gobiernos y manos solidarias de muchas partes del mundo expresan su voluntad de cooperación y ayuda para los damnificados, los enemigos de la Revolución cubana siguen por los mismos caminos trillados de siempre.
Inmerso en una tensa campaña electoral, el candidato demócrata a la Casa Blanca, el afronorteamericano Barack Obama solicitó hace unos días una suspensión temporal de las medidas restrictivas aplicadas por la administración Bush para el envío de remesas y otros artículos a Cuba. La propuesta con visos electorales, pone los ojos en los votos del sur de la Florida, aunque sin atacar la raíz misma del problema: el criminal y tenaz bloqueo económico contra la mayor isla del Caribe.
Afiliados a las más oscuras causas, los congresistas cubano-americanos por la Florida, Mario y Lincoln Díaz-Balart e Ileana Ross-Lehtinen no tardaron en pronunciarse por una ayuda condicionada. Según estos representantes de la mafia cubano-americana radicada en Miami, cualquier asistencia para los damnificados de los huracanes en Cuba debe hacerse a través de organizaciones independientes, bajo la coordinación de la Oficina de Interés de Estados Unidos (SINA) y sin la participación del gobierno cubano, propuesta a la cual se sumaron otros dos representantes de la contrarrevolución, Mel Martínez y Bob Menéndez, ambos con larga data en las maniobras contra Cuba.
Como era de esperar, la administración Bush también se subió al carro de la demagogia y la contrarrevolución.
Mediante una declaración de una vocera del Departamento de Estado, el gobierno norteamericano manifestó su decisión de brindar ayuda condicionada, usando términos casi iguales que los esgrimidos por la mafia de Miami.
El país más poderoso del mundo y que derrocha cada día millones de dólares en su supuesta guerra global al terrorismo, fachada con la cual invadieron a Afganistán e Irak y protagonizan otras tropelías, propone una ayuda condicionada de 100 mil dólares a Cuba para paliar los daños del huracán.
Ínfima y ridícula es esa cifra ante los millones que el imperio tira por la borda cada día, mientras es incomparable con el gesto altruista y desinteresado de Rusia, España, Brasil, entre otras naciones, que han puesto en manos de los cubanos decenas de toneladas de alimentos, materiales de construcción y otros recursos.
Hasta la pequeña, lejana y empobrecida Timor Leste en un gesto de hermandad acordó el envió de 500 000 dólares a la mayor isla del Caribe, cifra que supera con creces el ofrecimiento del imperio.
Una vez más estos aventureros del Norte se equivocan con la dignidad y el honor del pueblo de Cuba. Conocedores de la difícil situación que enfrentan los pobladores afectados por los huracanes, estos mercaderes de influencia creen oportuno aprovechar la desgracia para promover y alimentar a sus quintas columnas en la Isla.
¿A través de quien pretenden canalizar esa supuesta ayuda?, la respuesta es obvia. Según estos bandidos de cuello blanco, esos recursos deben ir a manos de los grupúsculos que como marionetas actúan a favor de los Estados Unidos.
De manera deliberada tratan de catapultar a esos grupúsculos como benefactores o portadores de ayuda, mientras la SINA, identificada como cuartel general de esa contrarrevolución mercenaria y antipatriótica está descalificada para asumir con imparcialidad y sentido común cualquier acción de cooperación y ayuda.

DAGA EN MANO

Es oportuno recordar que quienes ahora se pronuncian por el envío de ayuda condicionada a Cuba, son los mismos que han orquestado campañas y promovido las medidas más drásticas contra el pueblo que ahora dicen quieren ayudar.
En 1994 fue la Fundación Cubano Americana, con el auspicio de estos representantes de la mafia cubano americana quienes llevaron a la administración Clinton al establecimiento de la Ley Torrecille, engendro jurídico que años después y con el patrocinio de esta misma gente de Miami y el grupo Bacardí, fue ampliada con la infame Ley Helms – Burton, encaminada a ahogar a la Revolución cubana.
Vergonzoso resultó el desempeño de Ileana Ross-Lehtinen durante el caso del niño Elián González, cuando con la manipulación de algunos familiares del pequeño radicados en Miami, la mafia cubano-americana secuestro al menor, lo cual provocó la movilización de todo el pueblo de Cuba y gran parte de la opinión publica norteamericana a favor del padre del infante, quien de manera enérgica reclamó y obtuvo el retorno de su hijo al hogar en Cuba.
Fueron también los Díaz-Balart, Ross-Lehtinen y Mel Martínez promotores del Plan Bush, programa reaccionario y agresivo que tiene como finalidad derrocar a la Revolución para lo cual están destinando cuantiosos recursos.
Desconcertados con la firmeza del pueblo cubano y el total fracaso de sus maniobras, fueron esos mismos personajes promotores del recrudecimiento de las medidas aplicadas hace poco años por la administración Bush, limitando el envío de remesas a Cuba y estableciendo un mínimo de tres años para que quienes residen en Estados Unidos puedan visitar a su parientes en la isla.
Con este historial reaccionario y delincuencial uno se pregunta ¿Esta gente están calificados para promover ayuda alguna a Cuba?

LA DIGNIDAD DE UN PUEBLO

Una vez más los enemigos del pueblo de Cuba fallan en sus cálculos y tropiezan con la misma piedra.
Agradecidos de la ayuda y la cooperación desinteresada e incondicional de muchos en el mundo, los cubanos todos, desde Maisí a San Antonio estamos convencidos que con nuestro trabajo, voluntad y sacrifico saldremos adelante ante esta prueba impuesta por la naturaleza.
Con claridad meridiana, Fidel en su Reflexión “El golpe nuclear” sentencia “Pero los bienes no salen de la nada. Compartir implica sacrificios. No nos demos el lujo de olvidarlo dentro de unos días. El hecho adverso debe servir para trabajar con más eficiencia cada día y el empleo justo y racional de cada gramo de material. Tenemos que luchar contra nuestras superficialidades y egoísmos. Cien millones de dólares significan sólo nueve dólares por habitante, y necesitamos mucho más. Necesitamos 30 veces, 40 veces esa cifra sólo para paliar nuestras necesidades más elementales. Tal esfuerzo debe salir del trabajo del pueblo. Nadie lo puede hacer por nosotros.”
Con ese espíritu ya se trabaja y aún cuando la tarea es ardua y difícil, en el horizonte se ven los primeros resultados.
Para nuestros enemigos un mensaje: otra vez se han equivocado. Heroico, rebelde y digno este pueblo de temple de acero jamás cambiará su independencia, libertad y dignidad por un plato de lentejas.
En esta hora de epopeya y sacrificio, a los amigos el agradecimiento y el respeto, para nuestros enemigos el total y más enérgico desprecio.


AGENCIA CENTRAL DE INTELIGENCIA DE ESTADOS UNIDOS PATROCINA A BIBLIOTECARIOS INDEPENDIENTES CUBANOS

julio 31, 2008

Robert Kent, dueño de la organización “Friends of Cuban Libraries”, estará presente en la ciudad de Quebec, en el Congreso mundial de los bibliotecarios para seguir calumniando a Cuba. Esta vez, sin embargo, este colaborador activo de la CIA tiene un serio problema: su viejo amigo Frank Calzon, el dueño del Center for a Free Cuba que financia sus actividades, está investigado por el Congreso por un gigantesco fraude ocurrido a costa de la USAID.
El importante evento, organizado por la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios (IFLA) se iniciará este 10 de agosto y reunirá a más de 4 000 bibliotecarios del mundo entero en esta ciudad canadiense.
Hace ya casi una década que Kent se dedica a la misión que le encargó personalmente Calzón: denigrar a los bibliotecarios cubanos legítimos de la red nacional de bibliotecas, al estimular a una reducida red de seudo “bibliotecarios” cubanos que creó la Sección de Intereses de EE.UU. (SINA) en La Habana con unos informantes remunerados.
El plan entra en la estrategia diseñada por la USAID en su Programa Cuba para desestabilizar, a golpe de decenas de millones de dólares, a la Revolución cubana.
En el marco de este proyecto, Calzón ha gastado unas decenas de miles de dólares… pero investigaciones recientes del General Accountability Office (GAO) han descubierto en sus cuentas unos huecos financieros vertiginosos entre las pretendidas “operaciones” realizadas por su staff mercenario en suelo cubano.
Los señalamientos del GAO a Calzón y varios otros delincuentes que viven del cuento anticubano fueron tales que hace unos meses, la crisis en la USAID provocó la salida del funcionario corrupto Adolfo Franco que regaba millones desde hace años a favor de capos de la mafia cubano [norte] americana.
Franco se refugió en la organización de la campaña del candidato republicano a la presidencia John McCain quien es (¡que casualidad!) también Jefe del International Republican Institute (IRI), beneficiario de las bondades de la USAID.
En abril último, el propio Calzón confesó cómo Felipe Sixto, su brazo derecho durante años en el Center for a Free Cuba, se había robado medio millón de dólares en el curso de sus tres años en esta dependencia de la Compañía.
Hace unos días, el representante Howard Berman, demócrata por California quien dirige la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara Baja estadounidense, alarmado por las revelaciones del GAO, ordenó la congelación de los fondos del Center for a Free Cuba “como respuesta al desfalco de $500,000 en el Center for a Free Cuba”, según los términos de la prensa norteamericana.
Al tomar la medida, el político norteamericano reconoció como desde años la mafia cubano [norte] americana desvía de manera escandalosa los fondos destinados a las campañas anexionistas que el gobierno norteamericano pretende desarrollar en Cuba.
El Congreso fue entonces llegó a congelar la totalidad de los $45 millones asignados en el 2008 al programa Cuba de la Agencia Internacional para el Desarrollo (USAID)… para luego aceptar las promesas de la Casa Blanca, del Departamento de Estado y de la USAID de investigar a fondo esta enorme sistema de desviación de fondos federales, promovida desde décadas por los Diaz-Balart y Ilena Ros-Lehtinen, congresistas cubanoamericanos afiliados a la mafia de Miami.
Sin embargo, el subsidio a Calzón quedó congelado por su envergadura.
Se ignora hasta ahora hasta qué punto Kent puso la mano en la masa, pero es probable que el neoyorquino pronto tendrá que justificar ante una auditoría cada centavo que se gastó, desde hace casi diez años, en sus aventuras anticubanas que lo llevaron alrededor del mundo, por la voluntad de Calzón, su amigo intimo.
UN BIBLIOTECARIO CON RADIOTRANSMISOR Y RELOJ GPS
En febrero de 1999, la “disidente” cubana Aleida Godínez recibió la visita de Kent que se presentó bajo una falsa identidad. Dijo que era bibliotecario en Nueva York, y que venía a nombre de Calzón, ya conocido como un veterano agente de la Agencia Central de Inteligencia.
La visita de Kent tenía dos objetivos: subcontratar a Godínez por cuenta de Calzón para investigar temas sensibles de la economía cubana e instarla a fotografiar el lugar de residencia del Vicepresidente del Consejo de Estado, Carlos Lage Dávila, un apartamento de un céntrico barrio de La Habana. Un operativo claramente de espionaje.
Kent no llevaba libro alguno. Llegó con una cámara, un radio o­nda corta, un transmisor y receptor de 10-bandas, y un reloj marca Cassio con GPS y mucho dinero en efectivo.
El norteamericano fue detenido a su salida del país y expulsado por espionaje.
Este James Bond de pacotilla ignoraba que Aleida Godinez era agente de la Seguridad del Estado, donde se la conocía como la agente Vilma.
UN MILLONARIO MECANISMO DE PROPAGANDA
Estados Unidos se gasta anualmente decenas de millones de dólares del dinero de los contribuyentes para atacar a Cuba.
La organización de Kent, “Friends of Cuban Libraries”, es otro más de estos “comités de sofá”, cuya entera membresía cabe en un solo asiento, conformados según los planes del centro CIA de Langley.
El gobierno de Bush, que arruina al país con una guerra sanguinaria en Iraq, que autorizó la tortura en el campo de concentración de Guantánamo y que abandonó a la población negra de la Nueva Orleáns, es este mismo que pretende enseñar el respeto de los derechos humanos en Cuba mediante un millonario mecanismo de propaganda.
En el anterior congreso mundial de bibliotecarios de Oslo, en Noruega, la ofensiva de Robert Kent, se había convertido en una espectacular derrota. Abandonado por sus últimos reclutas de Europa del Este, se había quedado excluido de los pódium.
En el siguiente congreso de Seúl, en Corea, a Kent el tiro le salió por la culata. Mientras la resolución que logró introducir a fuerza de maquinaciones ni pudo ser presentada, por su total irregularidad, el evento sirvió a los bibliotecarios de Cuba para reforzar notablemente sus relaciones con otras naciones.
Unas semanas después, el gobierno de Bush en otro inútil esfuerzo para desprestigiar a Cuba, introdujo de conferencista en el congreso nacional de los bibliotecarios norteamericanos, a Madeleine Albright, el halcón desplumado de la era Clinton que había sido recuperado del basurero para la guerra sucia contra la Isla.
En el Congreso mundial de bibliotecarios que se abre en Québec, Kent llegará con su pantalón estrujado y su inseparable maletín de lona verde, para realizar su trabajo de agente en los pasillos del Centro de Congreso, en esta operación de desinformación orientada por el Departamento de Estado de Bush. Es probable que se haga acompañar de uno de los asalariados cubanos del Departamento de Estado, generalmente asimilados a los grupos más violentos que tolera el aparato judicial de Bush en el Sur de la Florida.
Reivindicará apoyos como los de ex “disidentes” de Europa del Este que reclutó por ser, sin excepción, vinculados a la inteligencia norteamericana, o de organizaciones como Reporteros sin Fronteras, del mercenario francés Robert Ménard, jefe de la llamada “ONG” Reporteros sin Fronteras que reconoce, por no tener otro remedio, recibir financiamiento… del propio Center for a Free Cuba de Frank Calzón.
Sin embargo, lo esperan en la histórica ciudad que fue cuna de la Nueva Francia, los militantes de la solidaridad con Cuba y numerosos bibliotecarios amigos de Cuba que ya se cansaron de oír, en otras oportunidades, la retórica desgastada de Kent, copiada del usual discurso de la extrema derecha norteamericana acerca de Cuba y del socialismo.
Por: Jean-Guy Allard de Grupo Cuba Coraje
Tomado de: kaosenlared.net


FRAUDE MASIVO EN LA USAID: EL CONGRESO SE INCLINA ANTE BUSH

julio 30, 2008

Reconociendo que durante años la mafia cubanoamericana desvía de manera escandalosa los fondos destinados a las campañas anexionistas que el gobierno norteamericano pretende desarrollar en Cuba, el Congreso congeló los $45 millones en fondos asignados en el 2008 al programa Cuba de la mal llamada Agencia Internacional para el Desarrollo (USAID)… para luego inclinarse ante las promesas de la Casa Blanca y desbloquear la mayor parte del dinero.
En su edición del martes, The Miami Herald revelaba cómo el representante Howard Berman, demócrata por California, “ordenó la congelación de los fondos el mes pasado, en parte como respuesta a un desfalco de $500 000 en el Center for a Free Cuba en Washington, que salió a la luz anteriormente este año”.
Sin embargo, bajo las presiones de la Casa Blanca y de la propia USAID y promesas de que se investigaran los fraudes, Berman anunció que los fondos se desbloquearán de inmediato.
Berman afirma que el Departamento de Estado le aseguró que entendía “la gravedad de los problemas” y que trabajaba para corregirlos y lo convenció que se debía liberar el dinero “con excepción de que los fondos no serán entregados a los participantes al programa que están bajo investigación”. texto completo: AQUÍ (Tomado de Rebelión)