CUBA SEGUIRÁ EXIGIENDO LIBERTAD DE LOS CINCO

diciembre 9, 2009

Un tribunal de Miami rebajó este martes a 30 años la condena que pesaba contra Ramón Labañino, a quien habían sentenciado a cadena perpetua más 18 años.
Este, como dijo Gloria La Riva, es un día importante, pero no significa que termine la lucha, afirmó en la Mesa Redonda el presidente de la Asamblea Nacional, Ricardo Alarcón.
El titular del parlamento cubano recordó que este proceso se inició desde que el año pasado la Corte de Apelaciones de Atlanta ratificó la culpabilidad de los Cinco, aunque reconoció que los castigos eran incorrectos.
Después, el Tribunal Supremo de Estados Unidos se negó a revisar el caso y así quedó en pie lo dispuesto en Atlanta.
Alarcón señaló que ya no es sólo la defensa la que dice que hubo errores e injusticia en el caso, sino que también lo reconoce el gobierno norteamericano actual, cuando la Fiscalía negocia con los defensores para rebajar las condenas.

DIECISIETE AÑOS Y NUEVE MESES PARA FERNANDO.

El Tribunal Federal de Miami aceptó reducir la condena a Fernando González Llord de 19 años a 213 meses, es decir, 17 años y 9 meses, informó Ricardo Alarcón en la Mesa Redonda.
El titular del Parlamento cubano dio lectura a una declaración emitida por Fernando, Ramón y Antonio en la que criticaron la arbitraria exclusión de Gerardo Hernández del proceso de resentencia, que consideran la principal injusticia del proceso.
Afirmaron que a pesar de las propuestas de negociación por el gobierno estadounidense a cambio de sentencias más benévolas, no cedieron ni un ápice en sus principios, decoro y honor.
Tras reconocer la labor del equipo de la Defensa y la solidaridad internacional, Fernando, Ramón y Antonio subrayaron en su declaración que se confirmó el carácter político del caso, que la injusticia continúa y que continuarán firmes hasta la victoria final.

LO SABÍAN TODO.

Un reciente reportaje del Canal Cuatro del Sur de La Florida, afiliado a CBS, reveló que el gobierno de Estados Unidos sabía de las provocaciones con avionetas de la organización terrorista Hermanos al Rescate y no hizo nada por impedirlas.
En la Mesa Redonda, el periodista Reynaldo Taladrid comentó esas revelaciones que abren serias dudas sobre la actuación de la administración Clinton.
El reportaje incluye entrevistas a personas vinculadas en ese entonces al gobierno norteamericano como Richard Nuccio, asesor presidencial sobre Cuba y al oficial de la CIA, Brian Latell, quienes reconocieron la displicencia gubernamental.
El presidente del Parlamento cubano, Ricardo Alarcón, afirmó que el gobierno de Estados Unidos se había comprometido a evitar esos vuelos pero no hizo nada.
Alarcón pidió a los periodistas norteamericanos presionar para que muchos otros documentos, hoy secretos, sean revelados al mundo.

Ver también:

EE.UU pudo evitar derribo de avionetas

Anuncios

PRINCIPIOS DE CUBA DERROTARON SANCIONES EUROPEAS, AFIRMA CANCILLER

junio 25, 2008

Los principios enarbolados por Cuba derrotaron las sanciones de la Unión Europea (UE), afirmó este martes en la ciudad de Luanda, Felipe Pérez Roque, quien cumple una visita oficial de dos días a Angola.
Ante cooperantes de la isla caribeña en ese país, Pérez Roque indicó que la verdad se abrió paso en la reciente decisión de la UE de levantar sus sanciones.
El jefe de la diplomacia cubana indicó que al bloque europeo no le quedó más remedio que abandonar su política de fuerza.
“Nunca cedimos en ese enfrentamiento, pues había pleno convencimiento de que ganaría la razón”, agregó.
También se refirió a la justeza que asiste a la Revolución cubana y al apoyo que recibe del pueblo, porque “sin ese consenso, no habría sido posible sobrevivir a las dificultades”.
El ministro cubano recordó cuando Cuba perdió 80 por ciento del mercado, se redujo en 35 puntos porcentuales el Producto Interno Bruto y la economía casi colapsó.
“No había energía en 16 horas del día, ni combustible para el transporte público, quizás otros países hubieran renunciado, pero el nuestro no”, señaló.
Esa resistencia, recalcó, se deriva de una plena identificación del pueblo con sus líderes y al abrazo de aquellos con las ideas de justicia social que siempre preconizó la Revolución.