¿CUÁNTOS DISIDENTES HAY EN CUBA?

enero 7, 2009

Por: Juan Carlos Camaño
Tomado de Kaos en la Red

lacoste5Ya causa asco tanto medio masivo de comunicación ajustando la mira, las veinticuatro horas, para indagar sobre lo que ocurre en Cuba, por qué ocurre y para qué. Indagar y ventilar, sin respiro, acerca de un país de aproximadamente doce millones de habitantes; en un mundo que arde con seis mil trescientos millones de personas adentro. Hoy, más precisamente, con la reiteración del ejercicio genocida con que el Estado de Israel –arropado por EE.UU.- machaca la franja de Gaza y al pueblo palestino.
Aparece un disidente, o una disidente –posando como una modelito, toda de negro y tacones-, en Cuba, y ahí van la cámara y el micrófono, para que todos se informen, para que no falte el pan de cada día: Cuba, esto y aquello. Castro, esto y más cual. Y a cargar el dado, sin piedad y sin decoro. Cosas que tampoco se les pide.
Una bloguera es disidente y allí el foco. Una “escritora” es disidente y detrás de ella –ávidos y amaestrados por sus patrones- corren los corresponsales, en La Habana, Madrid y Miami.
En el mundo, en este mundo, plagado de capitalismo inhumano, de financistas estafadores, de asesinos uniformados, de hambreadores ricos y famosos, hay más de tres mil millones de personas en la pobreza. Y más de mil millones de gentes harapientas, sarnosas, humilladas, analfabetas, echadas a revolver la mierda ajena para encontrar un átomo de algo que se asemeje a la comida.
En Estados Unidos –hablamos de las tripas de la podredumbre sistémica- existen cincuenta millones de seres humanos disputándose un lugar entre la pobreza y la indigencia; muchos de ellos durmiendo a la intemperie, “alimentándose” de los basureros municipales: viviendo el dolor de no ser casi nada, nadie. ¿Serán disidentes, o acordarán con el régimen político, económico y social que los trata como escorias?
Sin embargo la mirilla está puesta en Cuba, en un grupito de disidentes, alentados por mafiosos disfrazados de “organizaciones no gubernamentales”.
¿Más de mil millones de analfabetos estarán de acuerdo con los que le arman el calvario, y también la cruz para la resignación?
¿No hay ni un, o una, disidente entre más de tres mil millones de vejados? ¿Tampoco hay ninguno entre miles de millones de explotados laboralmente? ¿Ninguno entre casi trescientos millones de hombres y mujeres sin empleo? ¿De qué escapan millones y millones de inmigrantes –de África, Latinoamérica, Asia y los países de Europa del Este- sino del sin futuro y de un presente insultante? ¿No hay responsables de esta carnicería planetaria? ¿Dónde está la mirilla telescópica mediática? ¿Por qué no revela, con lujo de detalles, quiénes son y cuánto llevan ganado las empresas yanquis en la “reconstrucción” de la ex Yugoslavia, parte de Irak y lugares de África y Asia supuestamente afectados por fenómenos de la naturaleza? ¿Quién puede acordar con semejante hoguera, sino un cómplice intelectual o material de la misma?
Pero la lente, el micrófono y la babosa periodística recorre carroñera las calles de La Habana, buscando –libremente- al personaje para la foto que se desplegará por el mundo. ¿Periodismo mercenario? ¿Independiente? ¿Ignorante? ¿Ideológica y políticamente orquestado? De todo un poco.
Más de un millón de disidentes, enfrentados a la invasión de EE.UU. a Irak y Afganistán fueron masacrados por el ejército más sofisticado y criminal de la tierra; en una historia tan reciente como nauseabunda: en la que las principales figuras de un gobierno y de sus fuerzas armadas son denunciadas –dentro de una lucha facciosa al interior de EE.UU.- por mentir, estafar, delinquir, torturar, usurpar, y asesinar.
Millones de personas disienten y no aparecen, vestidos para la ocasión –de negro y de tacones-, ni en la tele ni en las fotos de los diarios. A veces sí, pero como “una masa informe”, generalmente acusada de provocar aquello que ahora se denomina “caos vehicular”.
Un sistema puesto como una ametralladora delante de miles de millones de seres humanos es una noticia vieja, sin pena ni gloria. Además, se trata de genocidios habituales, un tanto aburridos; siempre los mismos asesinos, siempre las mismas víctimas. Mejor, hablar de Cuba, de los hermanos Castro, de una bloguera, de una “escritora”, de cierto amigo de Vargas Llosa que está incómodo, de uno que levanta la voz, luego de caminarse de ida y vuelta -recibiendo instrucciones-, los pasillos de la Oficina de Intereses de Estados Unidos, cita en La Habana, a orillas del malecón. Una bloguera cubana, una “escritora” cubana, posando como una modelito, son las “voces de los que no tienen voz”. ¡Cuánto desprecio por la inteligencia humana!
Aun con la ametralladora de su lado, el “periodismo verdad” le teme a las ideas. Y, aunque no lo diga, le tiene pavura al –todavía- “silencio” de miles de millones de personas que, desde hace largo rato, se han echado a andar buscando trabajo y comida, y llevando en sus entrañas una disidencia que, a no dudarlo, será justicia.

Juan Carlos Camaño es presidente de la Federación Latinoamericana de Periodistas (FELAP).


DE LA ÉPOCA DE LOS CULTOS A LA PORNOGRAFÍA

septiembre 2, 2008
Banda de rock Porno para Ricardo

Banda de rock Porno para Ricardo

El presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba, Ricardo Alarcón, presentó en Lecturas frente al mar el título “Ese sol del mundo moral”, del poeta y ensayista cubano Cintio Vitier.
Alarcón planteó que el anexionismo es una amenaza real en leyes, planes y acciones que se manifiestan con impúdica procacidad. Los anexionista del siglo XIX incluían personas cultas y a algunos que sacrificaron sus vidas por conseguir sus propósitos; los de hoy forman un anexionismo parasitario, patética chusma de batistianos, terroristas y maleantes de toda laya pagados por el presupuesto yanqui. Contraste semejante se ha operado del lado del Imperio: de Jefferson a W. Bush, ambos anexionistas, pero el primero escribió la famosa Declaración que el segundo es incapaz de leer.
“Esa gentuza jamás perdonará a Cuba su independencia y que hayamos alimentado la esperanza de millones incluso en los momentos más angustiosos…”
La gentuza fue pasando de los cultos anexionistas del siglo XIX, a los mafiosos, asesinos, invasores, terroristas, mercenarios, disidentes, damas de blanco y ahora rockeros de Pornografía. ¿A dónde llegaran? El hecho de acudir a estos métodos como alternativas no es más que una degradación moral del bajo nivel al que han llegado los enemigos del pueblo cubano y a su completa derrota.
Hoy leí un artículo del periodistas J.M. Álvarez, de un medio alternativo, que dice:
“Hace unos días escribí una reseña en clave de humor, sobre la detención en Cuba de un cantante de rock acusado de “peligrosidad social pre-delictiva”. No pensaba prestarle mayor interés al hecho, pero ha llamado mi atención la importancia que le han concedido al asunto los medios de información, sobre todo si estimamos que el afectado- líder de la banda “Porno para Ricardo”- tiene antecedentes por delitos de consumo y tráfico de drogas y ha estado en la cárcel en alguna ocasión. Al parecer el “mérito” del rockero, consiste en insultar a una Revolución que le da trabajo, subvenciona la renta de su vivienda, la electricidad, el gas que consume, y proporciona sanidad y estudios gratis a él y a sus hijos.
“Desde el primer instante, Zoé Valdés y su pandilla, organizaron una recogida de firmas exigiendo su liberación. La celeridad con la que iniciaron la campaña, su publicación en Internet, y la actitud de los medios de prensa, huele que apesta a entramado organizado. Hasta llegaron a pedirle a Pablo Milanés que, en el concierto que realizó en la Tribuna Antiimperialista de La Habana, efectuara una proclama pública a favor de un sujeto, mal considerado incluso en el joven movimiento rockero cubano. Pablo no se sumó a la farsa porque quien se manifiesta antiimperialista, no puede hacer causa común con el fascismo y sus servidores.
“El delito de peligrosidad se aplica a quien de manera habitual se emborracha, droga, trafica, quebranta las normas elementales de convivencia y vulnera las reglas de convivencia de la comunidad. Todas esas “virtudes” están presentes en este sujeto. Los vecinos tuvieron que llamar a la policía por el ruido que provocaba con su música, aderezado con alaridos barriobajeros y obscenos efectuados a altas horas de la noche. Las autoridades, conscientes de la campaña orquestada desde el exterior- que tenía por objeto hacer un héroe de un pobre diablo- rebajaron el delito, que se quedó en falta por desobediencia (lo que en España sería, más o menos, “desacato a la autoridad”) y el pago de una multa. De esa manera, la extrema derecha cubana se quedó sin su prefabricado mártir.
“El despliegue de los medios, dando carácter político a una noticia banal, es harto sospechoso e invita a pensar que alguien entre bambalinas, movía los hilos de una marioneta esperpéntica. De todas formas, que la detención de un energúmeno sea portada en prensa y televisión, no es sorprendente si tenemos en cuenta los intereses a los que sirven y el nivel de degradación moral de la sociedad capitalista. Por lo que se ve, el mundo va bien, la crisis es pasajera, y no existen crímenes a diario en Iraq o Afganistán (cometidos por los “democráticos” occidentales), que merezcan la pena comentar. Lo más relevante era Porno para Ricardo, o sea, la misma porquería, de los mismos puercos de siempre.
“Elizardo Sánchez” alias “el Camaján”, dijo ante las cámaras de las cadenas de televisión que se concentraron en el juzgado donde fue conducido Gorki Águila Carrasco (nombre del espécimen elegido, desde fuera, para la ocasión), que si éste era condenado, se le podría considerar preso de conciencia. Bueno, algo hemos aprendido. Ya sabemos cuál es el perfil adecuado para los que aspiren a ser presos de conciencia cubanos: alcohólicos, consumidores habituales de droga, traficantes, groseros y provocadores. Todo un lujo de cualidades humanas. “
Algunas de las preguntas de ese periodista ya tienen respuesta. Vean lo que el periodista Manuel Juan Somoza en el periódico mexicano Milenio escribió:
” Gorki Águila, intérprete de canciones que se burlan de Fidel Castro, fue multado por desobediencia civil en un tribunal de La Habana, en medio de un despliegue de diplomáticos, amigos, familiares, policías y corresponsales de prensa.
“El rockero punk de 39 años quedó ayer en libertad después de cuatro días de detención y el pago de 24 dólares de multa.”
La severa sanción que los enemigos de Cuba, esperaban de acuerdo a la multipropaganda que opacó el paso del huracán Gustav, de más de 340 kilómetros por hora y devastó a la Isla de la Juventud y parte de la provincia de Pinar del Río, sin dejar un solo muerto, en contraste con los casi 90 de sus países vecinos, los irritó.
Elizardo Sánchez, consideró el juicio como una burla, porque todo concluyó con una multa, a petición de la fiscalía, dijo colérico el titular de la ilegal Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN). Él quería una sanción de 4 años, como ya había anunciado a la prensa internacional. No le importaba que el rockero fuera a prisión, lo lucrativo para él y sus patrones, era el combustible para atacar a Cuba.
El periodista de Milenio, continuó: “Sánchez, integrantes de la banda Porno para Ricardo que lidera Gorki, así como el padre del rockero, tuvieron acceso a la vista que se desarrolló nueve horas después de lo previsto. Inicialmente se dijo que el rockero podría ser “juzgado por peligrosidad predelictiva, con una pena hasta de cuatro años de cárcel”.
Querían que el juicio se realizara en medio de los azotes del huracán más potentes que ha afectado a Cuba en los últimos 50 años. El que divulgó que sería juzgado por peligrosidad predelictiva y hasta la cantidad de años, fue el mismo Elizardo y esto reproducido como si fuera el huracán por los mismos medios de prensa.
Hace unos cuatro años el Gorki, aún no era cantante, estuvo preso por consumo y tráfico de drogas, escándalos públicos y salir desnudo a la puerta de su casa, para indignación de los vecinos de su barrio. En la prisión se sumó a los grupos de estudios que estos lugares ofrecen a los reclusos. Por su buen comportamiento salió de la prisión, sin cumplir la condena establecida. Se unió a otros de sus amigos, algunos de ellos con antecedentes penales y formó la banda “Porno para Ricardo”.
Sus canciones y bailes son de carácter obscenos, incluyendo danzas que ejecutan de forma completamente desnudas con una tela que únicamente cubre los testículos, pero con los penes al aire y movimientos semejantes a las relaciones sexuales más impúdicas y vulgares. Se presentaron denuncias y protestas de los vecinos y de otros lugares que acusaron a la banda de acudir sin ser invitados a ceremonias nupciales o fiestas de 15 años, muy común entre los habaneros, provocando alteraciones del orden público.
El negocio no prosperaba y por voluntad propia o inducidos por alguien, sus canciones tomaron matices contrarios al Comunismo, Socialismo, la Revolución, los principales dirigentes de esta, incluyendo al Che Guevara, al que catalogan de asesino y al presidente de Estados Unidos como ídolo del grupo, libertador de Bagdad, impulsor de la democracia en Afganistán y críticos de los palestinos por agredir a Israel.
Mientras el pueblo cubano se preparaba para enfrentar el huracán Gustav, la banda de rockeros, escandalosamente, ensayaban a muy altas horas de la madrugada, armando una trifulca con sus vecinos, quienes llamaron a la policía. Sospechosamente se encontraban dos corresponsales extranjeros en el lugar de los hechos. Dado la gran propaganda y repercusión en los medios de prensa de España, era claramente visible que se gestaba una provocación.
A los observadores les llamó la atención la rapidez con que actuaron los enemigos de la Revolución Cubana, más rápidos que la Defensa Civil Cubana ante las amenazas del Huracán que ya es mucho decir. Otros detalles significativos son los que firmaron el documento de apoyo al rockero. La escritora pornográfica Zoé Valdés, Carlos Alberto Montaner, acusado en reiteradas ocasiones de policía de la dictadura de Fulgencio Batista, de actividades terroristas y agente de la CIA; Paquito de Rivera, un músico nacido en Cuba, que cantó para los gobernantes de Israel mientras estos bombardeaban al Líbano y Palestina; Elizardo Sánchez, conocido por el Camaján y Marta Beatriz Roque, la que apareció votando por Bush y pidiendo que bombardeara primero Bagdad y después La Habana y la bloquera Yoani Sánchez.
Un hecho curioso según Mileno “Al tribunal asistieron diplomáticos de Estados Unidos, Canadá y Holanda, y todos los representantes de la prensa extranjera en la isla. Al caer la tarde, sólo quedaban los diplomáticos estadounidenses y en gesto poco usual se sumaron periodistas de los medios oficiales.”
Nadie debe sorprenderse si cualquier día algún periódico español considera al rockero como una de las 100 personalidades más influyentes del mundo y se les ocurra a Esperanza Aguirre y a José María Aznar, organizar un publicitado concierto en la Plaza de Toro de Madrid, para que en lugar de las emocionantes corridas, las señoras y los señores interesados vean penes al aire de la Banda “Porno para Ricardo”.

Ver: Yoani Sánchez: El nuevo rostro de la contrarrevolución en Cuba.
Tomado de: Yohandry´s Weblog